Protegidos por su enemigo: Previsible y tópica

Protegidos por su enemigo | El título original de esta película, Lakeview Terrace, recuerda al público norteamericano que allí cuatro policías blancos apalearon a Rodney King, un joven delincuente negro, que fueron procesados y absueltos por un jurado compuesto exclusivamente de blancos.

Chris y Lisa, él blanco y ella negra, son un joven matrimonio que se traslada a una bella casa en un barrio residencial de Los Angeles. Nada más llegar su vecino Abel, policía de color, viudo y con problemas para educar a sus hijos, les toma inquina. No le gusta que sean una pareja mixta, ni que Chris haya tenido una buena educación por ser blanco, o que ambos sean excesivamente liberales. Del desagrado inicial al acoso no hay más que un paso.

La nueva película de Neil LaBute (Posesión), que suele presentar situaciones desagradables para hacer reflexionar a su público, no puede tener eco en una sociedad que no tiene los mismos problemas. Aquí sólo podemos apreciar la trama policiaca y psicológica y el resultado es tedioso: vemos a un policía neurótico, con problemas de autoridad y de poder y sabemos lo que va a hacer. No hay sorpresas; todo son situaciones tópicas y un metraje excesivo donde se pierden algunas preguntas interesantes.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Rogier Stoffers
  • Montaje: Joel Plotch
  • Música: Jeff Danna, Mychael Danna
  • Duración: 110 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Sony
  • EE.UU. (Lakeview Terrace), 2008
  • Estreno: 19.12.2008
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.