Reencarnación: Planes de boda

Diez años después de la repentina muerte de su marido, Anna (Nicole Kidman muy rapadilla) está a punto de volver a casarse, una boda muy del agrado de su distinguida familia, que preside una majestuosa Lauren Bacall. Un muchacho de diez años (el mismo actor canadiense de 12 años que aparece en la reciente Godsend, aquella de la pareja que encarga un clon del nene al Doctor De Niro), aparece en una fiesta en casa de Anna. El chaval dice ser el marido de Anna. Así se plantea Reencarnación.

Película artificiosa, absurda, truculenta… y terriblemente aburrida. El guionista de Monster’s Ball y el veterano Jean-Claude Carriere escriben este thriller de diseño, con cuidada fotografía, concebido para el lucimiento de la Kidman (que fue nominada como mejor actriz de drama a los Globos de Oro por este papel).

– Sinopsis: Tras una década de la repentina muerte de su marido Sean, la bella Anna (Kidman) acepta la propuesta de matrimonio de Joseph (Danny Huston). Pero un día Anna conoce a un niño (Cameron Bright) muy peculiar, que asegura ser la reencarnación de Sean, y que le pide que no se case con Joseph. Curiosamente, el nombre del niño también es Sean.


Reencarnación (Birth)

EE.UU., 2004

Ficha Técnica

Fotografía: Harris Savides Montaje: Sam Sneade Música: Alexandre Desplat Distribuidora:Filmax