· Remember es, principalmente, un hábil ejercicio de suspense, con referentes declarados en Hitchcock -véase la escena de la pistola- y Memento, de Nolan.

La memoria obligada

Zev Gutman, un anciano judío superviviente de Auschwitz, escapa de la residencia donde vive para llevar a cabo una venganza largo tiempo aplazada. Afectado de Alzheimer, y con frecuentes pérdidas de memoria, le guían en su empresa una detallada carta con instrucciones de su amigo Max y las conversaciones telefónicas con el mismo.

El veterano director canadiense Atom Egoyan, con guion del novato Benjamin August, ha realizado un interesante thriller que mezcla el tema de la caza de un criminal con la falta de recursos del cazador. La cinta tiene la factura de una road movie, no exenta de humor -a veces muy negro-. La trama es lineal, sin más sorpresas que las jugarretas que deparan al protagonista su edad y pérdidas de memoria, y algunos sorprendentes giros de guion con los que el director y guionista se entretienen, y utilizo el verbo entretener porque está claro que por encima de los juicios sobre el holocausto, la caza a criminales nazis, la venganza y otros temas de gran calado que son abordados de pasada, Remember es, principalmente, un hábil ejercicio de suspense, con referentes declarados en Hitchcock -véase la escena de la pistola- y Memento, de Nolan.

La demencia senil de Zev es el pretexto para articular una narrativa compleja; desde el primer momento el espectador sabe que sus cartas están marcadas, que falta información y que lo único que puede hacer es esperar que esta llegue, entre sorpresas y sustos. El director, mientras tanto, hace que la historia avance a ritmo sostenido, ayudado por la fotografía de Paul Sarossy, manteniendo siempre el punto de vista de Zev, interpretado por un excelente Christopher Plummer. Solo al final abandona esta perspectiva, y la narración se resiente y se buscan explicaciones e intenciones que la cinta, en realidad, no tiene, como muestra el brevísimo discurso final de Max (Martin Landau). Si las tuviera, sería un fracaso.

Ficha Técnica

  • Dirección: Atom Egoyan
  • Guion: Benjamin August
  • Fotografía: Paul Sarossy
  • Montaje: Christopher Donaldson
  • Música: Mychael Danna
  • Intérpretes: Christopher Plummer, Dean Norris, Martin Landau, Henry Czerny, Jürgen Prochnow, Bruno Ganz, Peter DaCunha, James Cade, T.J. McGibbon, Kim Roberts
  • Duración: 95 min.
  • Público adecuado: +16 años (V)
  • Distribuidora: Vértigo
  • Canadá, 2015
  • Estreno: 4.3.2016
Reseña Panorama
w
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.