Restless: Pequeño gran Van Sant

Jason Lew, guionista de esta película, coincidió con la actriz Bryce Dallas Howard en la Universidad de Nueva York. Allí, Lew escribió una obra de teatro en la que participó como actor con la futura actriz.

Bryce Dallas Howard, que es productora de la película junto a su padre y Grazer, pidió a Lew que tomando pie en su obra teatral escribiese un guión. Y este es el origen de la nueva película de Gus Van Sant. La historia que escribe el debutante Lew cuenta la relación entre dos adolescentes de Portland, Enoch y Annabel. Él ha perdido a sus padres, ella tiene cáncer.

Y con estos mimbres, la pregunta no puede ser otra: ¿logra el ya sexagenario Gus Van Sant una buena película? Sí, Restless está bien, aunque el guión tiene un severo desfallecimiento en la línea de tres cuartos y algún recurso de montaje discutible. Y está la música de Danny Elfman que, a ratos, está bien pero hay momentos que te hace pensar en el peor cine de Tim Burton (como saben no soporto su cine, pedante y sensiblero, especialmente cuando se abandona a su lírica frikigótica de niño grande, «todo muy atrezao», como parodiaron magistralmente los de La hora chanante). Pero afortunadamente Burton no ha dirigido esta película; hubiera sido terrible, con lo que le gustan los cementerios…

También es verdad que Van Sant, cuando la película se le viene abajo, logra remontar con una secuencia final brillante, la manera de cerrar una película de un gran director.

Me parece que la historia podría haber sido un telefilme para después de comer, pero Van Sant tiene recursos, talento y sensibilidad para contar historias sobre gente joven con problemas y ahí está la maravillosa Elephant para poder comprobarlo.

Además, ha hecho un casting soberbio: el carisma de Mia Wasikowska y de Henry Hooper (hijo del actor Dennis) confiere a la historia un encanto llamativo. Es una delicia verles interpretar, aunque sea en una película en la que se bordea más de una vez el peligro (un verdadero campo de minas) que supone contar historias con enfermos y chicos raretes nihilistas vestidos de negro.

Por otro lado, el guionista ha intentado cambiar el registro del teatro por el cinematográfico y no le termina de salir, pero hay cosas muy interesantes (el encuentro de los protagonistas, los secundarios, el vestuario, el álbum fotográfico de lugares desnudos rememorados…).

Esta pequeña película, sensible y hermosa, algo corta de discurso pero intensa de emoción, más prosa poética que novela en cuanto al tono, tiene interés, se ve bien y muestra lo que unos buenos actores y un buen director son capaces de hacer con una historia movediza.

Lo mejor de Restless: La pareja protagonista.

Lo peor de Restless: Los defectos de guión primerizo.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Harris Savides
  • Montaje: Elliot Graham
  • Música: Danny Elfman
  • Duración: 91 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Sony
  • EE.UU., 2011
  • Estreno: 2.12.2011
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor