Rompecabezas: El tejido de la alienación

La buena salud del cine argentino de los últimos años es bastante palpable. Arropada por la aparición de una nueva ola de realizadores entre los que destacan Pablo Trapero (Carancho) o Lucrecia Martel (La niña santa), la cinematografía del país es foco de las miradas internacionales. A la larga lista de jóvenes realizadores con ideas que contar y una mirada intimista se suma ahora Natalia Smirnoff. Ayudante de dirección y directora de reparto, Smirnoff presenta su ópera prima, Rompecabezas.

Con una historia tan sencilla como universal, el filme plantea la crisis vital de un ama de casa enclaustrada en la cocina. Después de más de veinte años dedicada a su famlia en cuerpo y alma, María del Carmen descubre que tiene un don muy singular: hace puzzles a una velocidad asombrosa. Entusiasmada con su nueva afición, la mujer empieza a desatender sus quehaceres diarios en busca de un modo de autorrealización.

La cámara de Natalia Smirnoff, inquisitiva y detallista, realza de manera sublime la magnífica interpretación de la actriz María Onetto, sobre quien recae todo el peso de la narración. Sus delicados movimientos, su mirada penetrante y sus largos silencios aportan al largometraje una densidad inimaginable. Desde la frustración hasta la alegría más salvaje, el logro de la cinta es sin duda la elección de sus actores, con un reparto que cuenta con tres de los pesos pesados del cine argentino: la ya mencionada María Onetto, Gabriel Goity (Un novio para mi mujer) y Arturo Goetz (El nido vacío).

El trío protagonista sabe transmitir de manera precisa una narración centrada en la falta de libertad de una mujer asfixiada por las exigencias sociales. Su esfuerzo interpretativo se ve recompensado por la dirección de fotografía de Bárbara Álvarez, que pone el acento en unos sugerentes planos detalle que captan la textura de las emociones de sus personajes,  mientras que la banda sonora de Alejandro Franov se mueve en el terreno de la sutileza transmitiendo acordes sencillos a lo que la imagen dará su sentido completo.

Rompecabezas confirma que no es necesario escribir complicados guiones para atrapar al espectador, y pone de manifiesto el talento de una joven realizadora que, con mucho tesón y paciencia, ha conseguido rodar su primer largometraje tras buscar financiación durante tres años.

María Onetto.

▼ Que haya tardado tanto en conseguir la financiación.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Bárbara Álvarez
  • Montaje: Natacha Valerga
  • Música: Alejandro Franov
  • Duración: 88 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Golem
  • Argentina, 2009
  • Estreno: 6.5.2011
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Doctora en Historia del Cine, Animación Japonesa y Cines de Asia Oriental