Rumbos

Después de una opera prima muy decepcionante, Manuela Burló ha construido una película muy superior

Rumbos (Manuela Burló Moreno)
Rumbos (Manuela Burló Moreno)

Rumbos: Superando lo presente

· El argumento de la película consiste en historias entrecruzadas en la noche en las carreteras de una gran ciu­dad.

No le tenía especial admiración a la jovencísima Manuela Burló ni por su corto nominado al Goya Pipas (una versión descafeinada de la webserie Entre pipas) y menos por su opera prima (Cómo sobrevivir a una des­pedida), que presentó en el Festival de Málaga el año pasado. Afortunadamente Rumbos, su nueva película, es de otro nivel. Mejor escrita y dirigida, con un re­parto sensacional compuesto por Ernesto Alterio, Car­men Machi, Pilar López de Ayala, Miki Esparbé, Nora Navas y Karra Elejalde.

El argumento de la película consiste en historias entrecruzadas en la noche en las carreteras de una gran ciu­dad. Con una estructura dramática así es fácil acordarse de Crash, de Paul Haggis, o de Hablar, de Joaquín Oristrell, presentada el año pasado en el festival malagueño. Burló no llega tan lejos como la ganadora del Oscar a la mejor película en 2004, pero le da varias vuel­tas a la fallida producción catalana.


Curiosamente una de las cosas que funciona peor de la historia es la voz de locutora de programa nocturno de Julia Otero. Siendo una periodista reconocida por su timbre cercano, desconcierta mucho el tono sobreactuado de voz de anuncio que utiliza y que le resta mu­cha espontaneidad a la historia.

También sobran los diálogos zafios entre las prostitutas o los dos jóvenes que acaban de robar un coche. Es­tamos hartos de ver este tipo de humor previsible y fa­cilón en comedias televisivas españolas que aún siguen viviendo de los restos del cine de destape. Es co­mo si a la directora en algunos momentos del rodaje le hubiese entrado nostalgia del tipo de chistes que sa­turaban su primera y olvidable película.

La música, los planos aéreos de la ciudad y la conexión entre historias es atractiva. Además, la directora sa­be que tiene actores de un talento fuera de lo común y arriesga con ellos tocando una y otra vez las teclas me­lodramáticas con bastante soltura. Es una lástima el exceso de retórica y redundancia en los diálogos y la falta de profundidad de unos personajes emotivos pe­ro egocéntricos. Sin esa amplitud en personajes y con­flictos, todo queda en un amable y genérico retrato de la infelicidad humana condenada a lo efímero.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Unax Mendía
  • Montaje: Gaizka Ibarreche
  • Música: Mikel Salas
  • Duración: 93 min.
  • Público adecuado: +18 años (D)
  • Distribuidora: Sony
  • España, 2016
  • Estreno: 10.6.2016
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año

Salir de la versión móvil