Safety: La última línea de defensa | Deporte y motivación

· Crítica de Safety: La última línea de defensa | Estreno 11 de diciembre de 2020 (Disney+).

· Es evidente que esta cinta podría -tal vez debería- haber sido más oscura, Disney ha querido que fuera brillante y colorida.

Safety es un puesto de fútbol americano, y la película Safety: La última línea de defensa es un biopic sobre Ray McElrathbey, un jugador que ocupaba ese puesto, o más bien del primer año de universidad de Ray (2006-2007) y los problemas que tuvo. Se trata de una historia apasionante que mereció un programa de Ophra: Ray tiene unos orígenes humildes y viene de un ambiente deteriorado. Su padre los abandonó hace una década. Su madre es drogadicta. A los 19 años, Ray consigue una beca deportiva para la universidad de Clemson, célebre por su equipo de fútbol. Los entrenadores exigen mucho, también desde el punto de vista académico. Inicialmente Ray se adapta bien y consigue centrar el estudio y el deporte, entonces su madre es detenida, se incorpora a un programa de rehabilitación y Ray tiene que cuidar de su hermano Fahmarr, de once años, a quien introduce clandestinamente en su habitación del campus. La situación es insostenible, afortunadamente Ray recibe ayuda de mucha gente buena.

Dirige Safety: La última línea de defensa para Disney+ Reginald Hudlin, que tiene una larga trayectoria como director y productor para televisión, y que en los últimos años ha realizado también dos largometrajes interesantes (Marshall, The Black Godfather). Safety es una película familiar deportiva e inspiradora (inspiring=motivadora) y hay que reconocer que cumple sus objetivos correctamente. Pero, en primer lugar, es demasiado larga, 125 minutos, lo que le provoca algún problema de ritmo; y, en segundo lugar, el tratamiento que han dado a esta historia es superficial, Hudlin utiliza muchos clichés y señala problemas: Ray se encuentra solo, es un volcán a punto de estallar, sufre… pero no entra en ellos, evita la complejidad, pasa discretamente a otra cosa. La aventura de tener a su hermano escondido en el campus está narrada en forma de comedia, y recuerda a Will Smith en En busca de la felicidad.

Es evidente que esta cinta podría -tal vez debería- haber sido más oscura, Disney ha querido que fuera brillante y colorida, y que subraya, junto a la importancia de la familia, los valores que defiende la universidad de Clemson, sobre todo la lealtad y el sacrificio. Y proporciona una buena lección de optimismo en una época que lo necesita.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Shane Hurlbut
  • Montaje: Terel Gibson
  • Música: Marcus Miller
  • Duración: 120 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: Disney+
  • EE.UU. (Safety), 2020
  • Estreno: 11.12.2020
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.