Secretos de familia: Humor negro

Aunque el escritor y guionista Richard Russo ambientó la historia de Keeping mum en Estados Unidos, la traslación a Inglaterra no sólo resultó fácil, sino que la película se diría nacida en las tradicionales y típicas brumas británicas del crimen como entretenimiento. Esos secretos de familia del título español se refieren a esas oscuras brumas del asesinato.

Russo, neoyorkino de 56 años, ganó el Pulitzer en 2002 por la novela Empire falls -convertida en serie de TV de gran éxito, con un impresionante Paul Newman, ganador de los recientes Emmy y Globo de oro al mejor secundario de TV-. También escribió Ni un pelo de tonto, igualmente llevada al cine. Es coautor (con el realizador Robert Benton) de los guiones de Al caer el sol y La cosecha de hielo.

Una familia formada por el pastor anglicano del pueblo, su mujer, una adolescente y un niño está casi descompuesta. Hay un profesor de golf… Pero llega a la casa como ama de llaves Grace, ciertamente como una Gracia que, a su modo -modo que queda como secreto de familia- quiere recomponer todo.

Es una comedia, una comedia negra. El crimen es humor y disparate. Sin embargo es un humor fino y contenido, irónico, que armoniza bien y no desentona con los problemas familiares presentados y su entrecruzamiento y solución.

Segundo largometraje del inglés Niall Johnson (The big Swap, 1998) que firmó el guión de la reciente White noise. Nos presenta una Inglaterra rural bonita y encantadora; un pueblecito entre árboles, tal vez cercano a alguna gran urbe que le da un toque muy civilizado. La fotografía es espléndida, en buena parte gracias al diseño de producción de Crispian Sallis.

Johnson dirige de manera muy discreta y eficaz, potenciando la actuación de los personajes y su historia, que es lo que importa e interesa. El reparto está soberbio. La construcción del personaje de Grace que hace la ganadora del Oscar Maggie Smith es una delicia. Rowan Atkinson compone contenida y eficazmente su papel de clérigo ausente y dubitativo. Kristin Scott Thomas y Patrick Swayze nos deparan una grata sorpresa con su desenvoltura en el territorio de la comedia.

Un agradable entretenimiento, en fin, nada superficial, lleno de humor y salpicado de carcajadas.

Ficha Técnica

  • País: Reino Unido (Keeping Mum, 2005)
  • Fotografía: Gavin Finney
  • Montaje: Jonathan Sales, Robin Sales
  • Música: Dickon Hinchliffe
  • Distribuidora: TriPictures