Seda: Más algodón que seda

El director canadiense François Girard, conocido por aquella película llamada El violín rojo (me sigo preguntando cómo algunos la valoraron tanto a pesar de sus muchísimos defectos), lleva al cine sin especial fortuna la muy vendida novela homónima del turinés de 50 años Alessandro Baricco, publicada en 1996.

Se trata -como señaló con acertada concisión el crítico literario Ángel García Prieto– de «una narración corta, tenue, de una gran levedad, escrita con un ritmo ágil y poético, con un lenguaje muy esencial que cuenta la historia de Hervé Joncour, un joven militar que se dedica a viajar a Japón en busca de larvas de gusanos de seda. Los viajes se suceden y en cada uno de ellos aumenta su atracción por la principal cortesana del señor feudal japonés con el que negocia la venta de larvas».

Podríamos decir que hay más algodón que seda en la adaptación de Girard, que no acierta con el tono poético de la novela y a diferencia de ésta se vuelve reiterativa y falta de intensidad, con exceso de preciosismo hedonista y sensiblero, algo que ya le ocurrió en El violín rojo.

Girard se equivoca en el casting y no sabe dirigir a los dos protagonistas, Pitt y Knightley, que no logran hacer creíbles sus personajes y se limitan a poner caras lánguidas, se supone que a tono con la intensa melancolía sensual de la historia. En el camino se pierden los recursos narrativos más interesantes de la novela, quedando una película «postalera» que vuelve a poner de manifiesto que hay novelas muy difíciles de llevar al cine, al menos con un lenguaje tan pobre y convencional como el de Girard.

Ficha Técnica

  • País: Canadá, Italia, Japón (Silk, 2007)
  • Alain Dostie
  • Pia Di Ciaula
  • Ryuichi Sakamoto
  • TriPictures
  • 112 minutos
  • Adultos
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor