Seda: Más algodón que seda

El director canadiense François Girard, conocido por aquella película llamada El violín rojo (me sigo preguntando cómo algunos la valoraron tanto a pesar de sus muchísimos defectos), lleva al cine sin especial fortuna la muy vendida novela homónima del turinés de 50 años Alessandro Baricco, publicada en 1996.

Se trata -como señaló con acertada concisión el crítico literario Ángel García Prieto– de «una narración corta, tenue, de una gran levedad, escrita con un ritmo ágil y poético, con un lenguaje muy esencial que cuenta la historia de Hervé Joncour, un joven militar que se dedica a viajar a Japón en busca de larvas de gusanos de seda. Los viajes se suceden y en cada uno de ellos aumenta su atracción por la principal cortesana del señor feudal japonés con el que negocia la venta de larvas».

- Anuncio -

Podríamos decir que hay más algodón que seda en la adaptación de Girard, que no acierta con el tono poético de la novela y a diferencia de ésta se vuelve reiterativa y falta de intensidad, con exceso de preciosismo hedonista y sensiblero, algo que ya le ocurrió en El violín rojo.

Girard se equivoca en el casting y no sabe dirigir a los dos protagonistas, Pitt y Knightley, que no logran hacer creíbles sus personajes y se limitan a poner caras lánguidas, se supone que a tono con la intensa melancolía sensual de la historia. En el camino se pierden los recursos narrativos más interesantes de la novela, quedando una película «postalera» que vuelve a poner de manifiesto que hay novelas muy difíciles de llevar al cine, al menos con un lenguaje tan pobre y convencional como el de Girard.

Ficha Técnica

  • País: Canadá, Italia, Japón (Silk, 2007)
  • Alain Dostie
  • Pia Di Ciaula
  • Ryuichi Sakamoto
  • TriPictures
  • 112 minutos
  • Adultos
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor