Selma [6]

0
733

Una película correcta sobre la lucha de Martin Luther King. Su didactismo la hace un poco tediosa.

6Dirección: Ava DuVernay Guión: Ava DuVernay, Paul Webb Fotografía: Bradford Young Montaje: Spencer Averick Música: Jason Moran, Morgan Rhodes  Interpretación: David Oyelowo, Carmen Ejogo, Tom Wilkinson, Tim Roth, Oprah Winfrey, Cuba Gooding Jr.

Duración: 128 min. Distribuidora: Wanda Vision Público adecuado: +16 años

Reino Unido y EE.UU, 2014. Estreno en España: 06/03/2015

Marcha por la igualdad

En 1965 los americanos de raza negra aún tenían muchas dificultades para poder votar en Estados Unidos. Las trabas burocráticas y las intimidaciones eran tan constantes que apenas un porcentaje residual conseguía participar activamente en la democracia. Después de años de lucha, Martin Luther King emprende una marcha desde Selma a Montgomery para presionar de manera pacífica al presidente Lyndon B. Johnson.

Hay películas que aparecen en el momento justo y Selma es un ejemplo muy significativo. Desgraciadamente la violencia racista y los abusos no castigados de la policía norteamericana han vuelto a ser protagonistas en los últimos meses. Brad Pitt vuelve a producir una película de concienciación social (el año pasado ganó el Oscar por 12 años de esclavitud), junto con la periodista y actriz Oprah Winfrey que también interpreta un personaje breve pero muy simbólico.

En este caso, la dirección se le ha encomendado a una mujer, Ava DuVernay, que apenas tenía experiencia en el oficio (algunos capítulos de series como Scandal). El guion también lo escribe esta norteamericana de 42 años junto con el primerizo Paul Webb.

A primera vista, la película ha sido todo un éxito. Con un presupuesto modesto  de 20 millones de dólares ha logrado ingresar 50 sólo en Estados Unidos. Logró colarse entre las nominadas a los Oscar en la categoría de mejor película (a mi juicio algo excesivo) y obtuvo el premio a la mejor canción por Glory interpretada por el prestigioso John Legend.

La película está muy bien interpretada, con un sensacional David Oyelowo como Martin Luther King y unos secundarios de lujo: Tom Wilkinson, Cuba Gooding Jr, Tim Roth… La dirección y el guión cuidan mucho el tono documental de la película, constantemente confirmado por documentos del FBI que entonces lideraba el controvertido John Edgar Hoover. Pero quizás por este motivo, la película resulta demasiado correcta e impersonal, demasiado distante y parsimoniosa en sus constantes diálogos políticos.

A Selma le sucede algo parecido a lo que le ocurrió a Spielberg con su tedioso Lincoln: interesa muy poco una historia que tendría que resultar fascinante. Quedan demasiado claros los propósitos didácticos de la película, pero a sus personajes les falta humanidad y les sobra la épica de esas imágenes de escayola que parecen de hielo, con una mirada a un infinito tan lejano que sólo ellos parecen observar.

Claudio Sánchez