Somers Town: This is London

Tras la interesante This is England, el director británico Shane Meadows se embarcó en un proyecto que retrataba el barrio londinense de Somers Town. En un inicio, el filme nació a partir del proceso de regeneración de la zona de Kings Cross y San Pancras, en el centro de la capital. Surgió como un proyecto que pretendía utilizar la ficción para lanzar una mirada sobre los cambios ocasionados por esos acontecimientos cuya mayor resonancia urbanística estaba propiciada por el traslado de la terminal internacional de Eurostar a la nueva estación de San Pancras, cerca de Somers Town. Con motivo de dicho cambio, la empresa Eurostar tomó la resolución de producir la película que pretendía plasmar en la pantalla estos cambios paisajísticos.

Con todo, la idea original del guionista Paul Fraser -que ya había colaborado con Meadows en tres ocasiones: 24/7, A Room For Romeo Brass y Once Upon A Time In The Midlands– distaba notablemente de los derroteros hacia lo que decidió dirigirse el cineasta. Meadows prefirió poner el acento en la relación entre dos adolescentes de clase obrera: uno de procedencia polaca y otro que llega a Londres después de estar bajo la tutela de los servicios sociales. Entre el primero, Marek, y el segundo, Tomo, surge una amistad propiciada por las duras condiciones de la ciudad y por el azar, y profundamente marcada por la soledad.

El blanco y negro de la fotografía incide en ese sentimiento que acompaña a los protagonistas y dota a Somers Town de una frescura y autenticidad sorprendente. A través de sus vivencias cotidianas, de sus inquietudes, de sus frustraciones, la película desgrana poco a poco la psicología de sus personajes. Sencilla, conmovedora, cómica y doliente, la narración abarca un fragmento de sus vidas con una desnudez poética y sin subterfugios. La cámara queda anclada a merced de la narración y es el propio desarrollo de ésta la que marca la planificación y el movimiento.

Sin ser perfecta, la nueva obra de Shane Meadows recalca sus cualidades como cineasta y reafirma la fuerza interpretativa de Thomas Turgoose, bien patente de por sí en This is England. El filme, que ya ha desfilado por varios festivales internacionales, ha obtenido el premio a la mejor película británica y a la mejor interpretación para sus dos protagonistas en el Festival Internacional de Cine de Edimburgo.

Ficha Técnica

  • País: Reino Unido, 2008
  • Natasha Braier
  • Richard Graham
  • Gavin Clarke
  • Festival Films
  • 71 minutos
  • Adultos
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año