Soul: Tirando a insoulsa

· Crítica de Soul | Estreno 25 de diciembre de 2020 (Disney+).

· Docter no logra sacar su nueva película de la indefinición y el galimatías argumental. Quedan muy lejos sus obras maestras.

Pete Docter (Minnesota, 1968) es vicepresidente creativo de Pixar, compañía en la que empezó a trabajar con 21 años, tras estudiar en el CalArts de Los Angeles, fundado por los hermanos Disney a finales de los 60.

Cuando Docter vino a España para presentar Inside Out contó algo que me parece muy interesante para valorar su trabajo en Soul.

«La forma en que trabajamos en Pixar es escribiendo un guion pero luego rápidamente pasamos al storyboard, que es básicamente como un cómic de la película. Hacemos entonces nuestros propios diálogos, música y efectos especiales, todo este esfuerzo con el único propósito de poder sentarnos y ver la película final antes siquiera de rodarla».

No son pocos los que encuentran en esta manera de trabajar las grandezas de las rotundas obras maestras de Pixar. También, las miserias de sus películas mediocres. Por lo que se ve, el control del brain trust de Disney-Pixar sigue funcionando según ese esquema. Y quizás sea por eso, que Soul me parece una película insulsa, tediosa, sin ritmo, descoyuntada, con una intensa sensación de corto alargado. Puede más una premisa existencial estereotipada (caramba, qué manía con explicar y dar clases en vez de contar) que el viaje interior y físico de un protagonista desdibujado. Para mensajes, la Western Union, señores de Disney-Pixar…

Ya me pasó algo similar con el cargante conductismo emocional de Inside Out y las transiciones entre los dos mundos. Ahora la antropología trascendental de Docter y su equipo en Soul depara un pastiche simplón, un galimatías sembrado de arbitrariedades que parece el resultado de estar más afanados en la representación de determinados conflictos, tramas y situaciones que en contar una buena historia y contarla bien.

Esto último, me parece que lo piensan muchos animadores y buenos aficionados al cine de animación respecto a la deriva de Pixar y su cada vez más acusada tendencia a la endogamia. Porque Soul es una aleación de Coco e Inside Out con un montaje bastante malo y unos personajes de una mediocridad exasperante. Aunque ciertamente tenga secuencias y planos muy brillantes, de esos que el brain trust aprueba a la manera del comité de Les Luthiers con el nuevo himno de la república diciendo ¡Queda!

Me encanta el jazz, pero a mi juicio la música que, en principio parecía llamada a ser la gran protagonista de la película, con la peripecia del pianista y profesor Joe Garner, se convierte en una trama devaluada, desaprovechada.

Obviamente, los estándares de animación de Docter y Pixar son altísimos y sería una estupidez afirmar que la película es «mala». Pero cuando leo lo de bomba visual, espectáculo inolvidable, emociones arrebatadoras y expresiones similares no termino de entenderlo, porque si comparas Soul con Monstruos S.A. o con Up no hay manera de ponerlas a la par en casi nada. Desde luego, en construcción de personajes y trama, ni de lejos. Lo que debiera ser sentimiento, deviene en sensiblería demasiadas veces.

Aunque no sea la más importante, queda una cuestión disputada, que ya fue muy comentada en Coco. Y es el público potencial de Soul. Me parece que pocos niños van a aguantar en el cuarto de estar un cuento tan aburrido, con un galimatías argumental que varias veces te deja al borde del abandono como adulto, imaginen un niño.

Bueno, siempre pueden ir a su cuarto y volverse a emBoobar con Mike y Sully, mientras los adultos filtran la escatología de mesa camilla de Docter y sus reflexiones sobre el sentido de la vida. O simplemente, se preguntan más o menos como yo, por qué Docter ha perdido el arrollador poder narrativo de sus películas precedentes.

*Basta ver este tráiler, con el arranque de la película, para entender mejor lo que he procurado explicar arriba. Si la película hubiese cuidado el guion como en esta secuencia…

Ficha Técnica

  • Fotografía: Matt Aspbury, Ian Megibben
  • Montaje: Kevin Nolting
  • Música: Trent Reznor, Atticus Ross, Jon Batiste
  • Duración: 102 min.
  • Público adecuado: +7 años
  • Distribuidora: Disney+
  • EE.UU., 2020
  • Estreno: 25.12.2020
Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor