Sultanes: Solvencia y fragilidad

Sultanes | Cuatro profesionales atracan un banco en México de forma magistral. Consiguen 12 millones de dólares y se van a Buenos Aires para cambiarlos por pesos. Pero no todo será tan sencillo…

Comienza bien este thriller del equipo que obtuvo buenos resultados de taquilla con Matando cabos (2004) y Kilómetro 31 (2007). Buenos diálogos, tensión medida, unos atracadores decididos a robar un banco con una serenidad muy inteligente (sensacional Mollá en su papel)… Los problemas aparecen en el segundo acto: la película transita por territorios muy conocidos y se suceden escenas inverosímiles hasta llegar a un final de lo más convencional, en el que el guionista parece haberse olvidado de contar algo de los personajes y el director recurre sin nin­gún pudor a los recursos visuales del cine más comercial: movimientos de cámara epilépticos, música “trallera”, montaje MTV, etc.

Paradójicamente (porque suele ser la piedra de tropiezo del cine español y del hispanoamericano cuando hacen películas con secuencias de acción), la calidad técnica es envidiable, especialmente en los efectos de sonido y en el rodaje de persecuciones y explosiones. En este sentido, esta parcialmente solvente coproducción hispano-mejicana está en condiciones de competir con el normalmente “intratable” cine de acción norteamericano.

Ficha Técnica

  • País: México/España (Sultanes del Sur, 2007)
  • Fotografía: Juan José Savaría
  • Montaje: Luis de Madrid
  • Música: Xavier Capellas
  • Duración: 98 m. Adultos
  • Distribuidora: Filmax
  • Estreno: 16.V.2008
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete