Tamara Drewe: Desconstruyendo a Hardy

Frears mejora en esta adaptación cinematográfica de una novela gráfica que pone en solfa la novela victoriana. 

Les confesaré que Lejos del mundanal ruido (1874) es una de las novelas más hermosas que he leído. La película es un goce, con una Julie Christie memorable y Alan Bates, Terence Stamp y Peter Finch dirigidos por el mejor Schlesinger, que trabajó en 1967 con un guionazo de Frederic Raphael.

Y, ¿qué tiene que ver Tamara Drewe con Thomas Hardy y Far for the Madding Crowd…? Pues mucho. La película de Frears lleva a la pantalla la tira homónima de Posy Simmond que se publicó primero cada sábado en The Guardian y luego como novela gráfica.

Tamara Drewe es una comedia negra con mucha retranca, que pone en solfa los cimientos de la novela romántica del XIX y el prototipo de heroína zarandeada por las pasiones. Las desgracias, los accidentes, las intrigas, las murmuraciones, los giros dramáticos sorprendentes, etc, etc.

Un Frears socarrón (y menos rutinario como realizador después de la anodina Chéri) dirige un reparto excelente en el que brilla una chispeante Gemma Arterton, y junto a ella Tamsin Creig, una actriz que brilló en su papel de Miss Bates en la serie Emma dirigida por Jim O’Hanlon con mano maestra.

La historia de enredos varios tiene como eje a una periodista que vuelve a Dorset, la pequeña población en la que se crió, donde causará conmoción por ser una belleza que llega del gran Londres montada en un Mini blanco, toda ella superfashion. En la apacible y provinciana localidad hay una casa de huéspedes muy singular, regentada por la mujer de un célebre escritor de bestsellers. La casa acoge escritores en busca de inspiración en un ambiente típicamente british. Por el pueblo pululan dos colegialas con las hormonas disparadas que van de aquí para allá enredando para matar el aburrimiento; y un melancólico mozo de cuadra muy atractivo; y una estrella del pop que pasa por allí con su Porsche amarillo…

La novela es más burra que la película, que tampoco está mal despachada. Los que conocen el código de la novela victoriana, en general, y de la obra de Hardy, en particular, reirán a carcajadas ante la parodia que, a ratos, funciona muy bien. Otras veces parece evidente que se pasan con la sal gruesa y perjudican hasta cierto punto una película que funcionaría mejor con un guión igual de contundente pero más sutil y menos enfático: Frears no pone el cuidado que ha puesto en sus obras mayores y, la verdad, se nota, aunque el tipo es listo y sabe de teatro lo que no hay en los escritos y quiere ser fiel al tono de la obra original.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Ben Davis
  • Montaje: Mick Audsley
  • Música: Alexandre Desplat
  • País: Reino Unido
  • Duración: 109 m.
  • Público adecuado: +18 años (tipo de humor, sexo, lenguaje crudo)
  • Distribuidora: Alta
  • Estreno: 12.11.2010

TAMARA DREWE, 2010

Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor