Inicio Críticas películas Terminator: Génesis

Terminator: Génesis [6'5]

Un noble intento de relanzar la serie de los Terminator, volviendo al espíritu original, obviando la tercera y cuarta entrega.

  • Dirección: Alan Taylor
  • Guion: Laeta Kalogridis, Patrick Lussier
  • Fotografía: Kramer Morgenthau
  • Montaje: Roger Barton
  • Música: Lorne Balfe
  • Intérpretes: Emilia Clarke, Arnold Schwarzenegger, Jai Courtney, Jason Clarke, Matt Smith, Lee Byung-Hun, J.K. Simmons, Douglas Smith, Sandrine Holt, Courtney B. Vance
  • Duración: 119 min.
  • Distribuidora: Paramount
  • Público adecuado: +12 años (VS-)
  • EE.UU. (Terminator: Genisys), 2015.
  • Estreno en España: 10.7.2015

Volver a empezar

- Anuncio -

En la línea de Spider-Man, Batman, Star Trek y tantos otros que han sabido remozarse y volver a empezar.

No creo que sea posible acercarse a ver esta película sin prejuicio alguno y con el espíritu virgen; pero por si acaso, permítanme recordar que hubo (habrá) una guerra entre los hombres y las máquinas, que la humanidad fue casi completamente exterminada pero consiguió el triunfo gracias a un líder llamado John Connor. Para asegurar el triunfo las máquinas enviaron a un Terminator, son unas máquinas asesinas, de aspecto humano, para matar a Sarah Connor antes del nacimiento de su hijo John. John, por su parte, envió a un Terminator para proteger a su madre. Esas dos historias fueron narradas por James Cameron y son películas de culto. Le siguieron otras dos de las cuales lo mejor que se puede decir es que pasaron sin pena ni gloria (y fueron detestadas por los fans y frikis de la serie). La película que aparece ahora es, fundamentalmente, un intento de recuperar la saga, y relanzar la serie en el «espíritu» de las dos originales.

Como hizo Spider-Man (y otros muchos), este remake vuelve a empezar la historia desde el principio -si no antes-. El espectador que ignore todo sobre el relato, si existe, descubrirá una entretenida historia de acción, mucha acción, hasta el agotamiento, y una misión compleja en la que no se entiende mucho -tal vez no haya mucho que entender- tiene que ver con líneas del tiempo paralelas, realidades alternativas, etc. Mientras que el público que sabe qué va a ver se divertirá reconociendo montones de planos y escenas de los dos primeros Terminator, que Alan Taylor ha rodado calcando las que filmó Cameron. Se divertirá aún más viendo a Arnold Schwarzenegger haciendo de sí mismo y de Terminator, utilizando ese humor suyo que consiste en explotar su absoluta falta de humor: «No estoy obsoleto», dice sin inmutarse; y reconociendo variaciones de secuencias de las dos películas mencionadas (nunca de la 3ª y 4ª).

Hay que reconocer que los guionistas han hecho un esfuerzo por insuflar algún espíritu nuevo en esta historia, de la que esperan sacar una trilogía -Hollywood siempre será Hollywood-, algo similar a lo que han hecho con Star Trek, pero J.J. Abrams lo hizo mejor. Queda por ver si este experimento supera la fase de película palomitera para el verano. De momento los frikis están divididos y la mitad lo aborrecen, la otra mitad ha aceptado la nueva versión. Sin entrar en categorías tan definidas, es entretenida aunque sabe a poco. Las expectativas son enormes y también las posibilidades de sentirse decepcionado.

Fernando Gil-Delgado

Fernando Gil-Delgado
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.