The Bling Ring

Coppola, a lo tonto, hace una crítica feroz del materialismo de Hollywood y su entorno (***)

- Anuncio -

Dirección y Guión: Sofia Coppola Fotografía: Harris Savides Montaje: Sarah Flack Música: Daniel Lopatin, Brian Reitzell Intérpretes: Emma Watson, Leslie Mann, Taissa Farmiga, Erin Daniels, Nina Siemaszko, Stacy Edwards, Gavin Rossdale, Maika Monroe Duración: 90 min. Distribuidora: Vértigo Público adecuado: +16 años (S)

EE.UU., 2013. Estreno en España: 11.10.2013

Introducción a la vida tonta

The bling ring es el nombre que se dio a un grupo de adolescentes que alcanzaron cierta fama por robar en casa de «famosos» de Hollywood. Fueron detenidos y condenados en 2009; habían robado por valor de más de tres millones de dólares. La notoriedad de estos hechos, de las víctimas  y la que alcanzaron los jóvenes delincuentes, dio origen a un divertido artículo de Nancy Jo Sales -periodista que entrevistó a esos chicos-, titulado The Suspects Wore Louboutins, y publicado en la revista Vanity Fair en 2010. Sofia Coppola ha escrito y dirigido su versión de estos hechos.

Coppola esta vez nos da la de cal; nada extraordinario, pero sí un relato divertido y crítico en su sencillez y en la manera tan natural de presentar los hechos y sus protagonistas: cuatro niñas y un chaval que se pasean por un instituto, y luego se cuelan en la mansión de alguno de sus ídolos: Paris Hilton, Lindsay Lohan, Megan Fox… Lo más curioso es que todo resultó muy fácil, miraron en internet dónde se encontraban algunos de sus actores favoritos, y después de asegurarse que estaban lejos, localizaron su casa con ayuda de google, y adentro. Es genial ese momento en que los chicos se emocionan viendo la casa de su ídolo, tocando sus posesiones, mirando sus fotos, y después de ese «éxtasis» se llevan algunos recuerdos, o simplemente prendas «cool» muy «fashion» -y muy caras-. Estos jóvenes ladronzuelos no son malos, son majos, se hacen fotos con gente bien, se ponen ropa bien (robada), fuman hierba y son adictos al facebook.

Coppola, a lo tonto, hace una crítica feroz del materialismo de Hollywood y su entorno, de la superficialidad, narcisismo y amoralidad de los jóvenes, de su profunda idiotez -y la de sus mayores-, el debate sobre la educación daría mucho de sí. Y lo peor de todo es que aquello fue verdad, y que para algunos fue un trampolín para conseguir mayor fama y más amigos en el facebook. Los jóvenes actores, entre los que solo Emma Watson es conocida, son perfectos, no en vano representan a su generación. Los decorados, reales, incluyen la mansión de Paris Hilton.

Fernando Gil-Delgado

Fernando Gil-Delgado
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.