The eye

Como es habitual en el género de terror oriental, The eye gira sobre el culto a los muertos y la arraigada creencia en los espectros

The eye (2002), de Oxide Pang Chun y Danny Pang
The eye (2002), de Oxide Pang Chun y Danny Pang

The eye: Agárrate al asiento

The eye | «Agárrate al asiento» es el lema tradicional de toda película de terror que se precie. The eye, el segundo largometraje codirigido por los hermanos Pang, promete ser el relevo de The ring (Hideo Nakata).

Como es habitual en el género de terror oriental, The eye gira sobre el culto a los muertos y la arraigada creencia en los espectros. Una muchacha ciega, sometida a un transplante de córnea, comienza a ver cosas y hechos insospechados para casi todos. La joven Mun se convertirá desde este momento en testigo de una serie de acontecimientos para los que no encuentra respuesta… Desesperada y aterrada, cerrará los ojos e intentará prescindir de sus sentidos para no hacer caso a los que claman su ayuda.

Es evidente el acusado paralelismo con El sexto sentido, título del que toma muchos préstamos narrativos y de puesta en escena. Como todo el cine de terror más reciente, The eyees eminentemente efectivista. Se apoya fundamentalmente en los sobresaltos sonoros y en el montaje (Danny Pang tiene prestigio como montador en película hechas en Hong Kong) para despertar el miedo en el espectador (la secuencia del solo de violín es bella y estremecedora a la vez).

El inconveniente de las películas efectivistas es mantener la inquietud entre los picos de tensión. Por ahí The eye pierde gas, como pasaba en The ring, aunque permanece el interés por el desenlace. Los Pang se apuntan a un defecto generalizado: meter con calzador en los diálogos la información que no saben cómo encajar.

Aunque tenga ciertos defectos, la película entretiene, incluso mucho… Después de todo, no es otro el principal objetivo de sus realizadores, que dan cabida a algunos planteamientos interesantes sobre los miedos de ser humano y sus reacciones ante lo desconocido.


The eye

País: Hong Kong Dirección, guión y montaje: Oxide y Danny Pang Fotografía: Decha Srimanta Música: Orange Music Intérpretes: Angelica Lee, Lawrence Chou, Chutcha Rujinanon Distribuidora: DeaPlaneta