The Nest: Delirio capitalista

· Crítica de The Nest | Estreno 15 de noviembre de 2021 en Amazon Prime Video.
· La premisa es buena, el primer acto también, pero a partir de ahí, Durkin pierde los papeles y se extravía con secuencias que no encajan, que descompensan el relato.

Escrita y dirigida por Sean Durkin, The Nest (El nido podríamos traducir, mejor que refugio) es una película adictiva. Quiero decir que te la bebes. He tardado en escribirla porque si un crítico veterano tuviera algo así como un cuadro de luces que se encienden cuando algo va mal en un buen coche, se me han encendido varias durante un viaje, que como ya he escrito antes, ha sido más que interesante.

- Anuncio -

El director de Martha Marcy May Marlene (2011) sigue teniendo problemas con los guiones como bien apuntaba Ana Sánchez de la Nieta hace 10 años. The Nest tiene una dirección brillante que unida a la impecable fotografía del húngaro Mátyás Erdély (El hijo de Saúl, Atardecer) hace que los defectos de escritura que desequilibran la historia y le restan coherencia se sobrelleven mejor de lo que cabría esperar.

Años 80. Un matrimonio formado por un inglés que trabaja en una empresa de inversiones y una criadora de caballos estadounidense vive en Estados Unidos. En 10 años han cambiado 3 veces de casa. Ahora él, Rory, propone volver a Londres para vivir en una casa de campo en Surrey, a 50 kilómetros. Quiere volver a trabajar en la inversora en la que se formó. Allison, la esposa, se resiste. Sus dos hijos están contentos y ella es feliz trabajando como entrenadora de doma.

La premisa es buena, el primer acto también, pero a partir de ahí, Durkin pierde los papeles y se extravía con secuencias que no encajan, que descompensan el relato (esa visita a la madre, la fiesta desmadrada de la hija adolescente, el caballo -lo del caballo es una ida de pinza en toda regla-, las cenas…). Es una lástima porque si hubiera dado dos o tres vueltas al guion habría quedado una historia poderosísima que no necesita dispersar los motivos de la infelicidad…

Como es buen director y tiene una actriz sensacional (Carrie Coon), Durkin logra que ese relato de terror (la ambición compulsiva que genera el capitalismo en su peor versión e instala en la mentira al que entra en el juego, en este caso un notable Jude Law) nos mantenga pegados a la pantalla.

Si en su primera película contó en un arriesgado bucle temporal la pesadilla angustiosa de una chica en una secta, aquí cuenta otra pesadilla de la que como narrador solo puede salir haciendo muchas trampas, especialmente en los arcos de los personajes y en el clímax.

Con todo, me alegro de haberla visto (Aitor Negrete, al que pedí que la viera y la pensara para conversar sobre ella, también). Es una película valiosa a pesar de sus severos defectos de escritura. La ha estrenado directamente Amazon Prime.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Mátyás Erdély
  • Montaje: Matthew Hannam
  • Música: Richard Reed Perry
  • Duración: 107 min.
  • Público adecuado: +18 años (X)
  • Distribuidora: Amazon Prime Video
  • Reino Unido, 2020
  • Estreno: 15.11.2021
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete