The Purge: La noche de las bestias | ¿Purga? Pues sí, purga

The Purge: La noche de las bestias | Nº 1 en USA, un relato prosaico, aunque en apariencia rompedor y metafórico. 

2022. En Estados Unidos se ha introducido una reforma constitucional que permite asesinar a voluntad una noche al año. Viene bien para purificar y bla, bla, bla, según el espíritu de los padres fundadores. Esa noche todo está permitido y las fuerzas del orden permiten el caos. Cada cual tiene que buscarse la vida para sobrevivir. Una familia de un barrio rico se prepara para pasar la noche en su blindada vivienda pero…

63 millones en la taquilla USA, donde fue nº 1 en su estreno el pasado 7 de junio. Con un coste de 3 millones, esta producción de Michael Bay y de los responsables de Paranormal Activity y Sinister tiene uno de esos guiones gruyere, puro agujero: se establece una premisa para cinco minutos después cepillársela de una manera pueril. Y así, toda la película.

Se trata de juntar conceptos que atraen a un tipo de público aficionado: noche, supervivencia, armas, tíos con caretas, adolescentes empanados y famila sola ante el peligro. Y eso ha hecho James De Monaco sin cortarse un pelo.

En su favor, hay que reconocer que dura 85 minutos y que no hay más que un amago de didactismo y afán moralizante porque el fundamento in  re no existe, ergo no puede haber moralejas.

La película se limita a ser un pasatiempo de serie B3 que toma recursos de aquí y de allá (Funny Games, La habitación del pánico, El resplandor, Asalto a la Comisaria del Distrito 13 y 250 películas más) para desarrollar una idea, que en principio parece sugerente, pero tarda dos minutos en desvanecerse.

Tiros, sustos y algún hachazo, todo muy seguido y sin florituras, con unos personajes de un simplismo atroz.

Ficha Técnica

  • Montaje: Peter Gvozda
  • Música: Nathan Whitehead
  • Duración: 85 min.
  • Distribuidora: Universal
  • Público adecuado: +18 años (VX)
  • Estreno en España: 12/7/2013

USA,The Purge, (2013)