Tirante el Blanco: Novelilla de caballerizas

Tirante el Blanco | La novela de caballerías Tirant lo Blanc, de Joanot Martorell, publicada en 1490, no debería ser excusa para que el casi octogenario Vicente Aranda hiciera la película que ha hecho, una novelilla de caballerizas. Es cierto que la obra de Martorell da pie -lo pueden comprobar quienes se animen a leerla y logren acabarla-, con su componente erótico, a que Aranda haga de las suyas.

Pero Tirant lo Blanc es más, mucho más, muchísimo más que erotismo; sin embargo, como Aranda ha escrito también el guión, y sólo sabe hacer de las suyas, es lo que ha hecho: erotismo, pero erotismo torpe y obsceno. El resto, bambalinas de teatrillo que no logran enmascarar un desierto tedioso, reiterativo e interminable donde se pasean personajes planos, con algunas interpretaciones (especialmente, las de los dos protagonistas) verdaderamente bochornosas. Cuesta entender la fanfarria de acompañamiento institucional… Menudo favor para la Comunidad Valenciana…

- Anuncio -

Hay que añadir y citar la música de José Nieto, que palia tanta visión rastrera, y la espléndida fotografía de Alcaíne; pero no es suficiente para que Tirante el Blanco sea una obra cinematográfica, y no lo es a pesar también del magnífico trabajo de Josep Rosell en la dirección artística, y el de Yvonne Blake en el lujoso vestuario.

Ficha Técnica

  • País: España/Gran Bretaña (Tirant lo Blanc, 2006)
  • Fotografía: José Luis Alcaine
  • Montaje: Teresa Font
  • Música: José Nieto
  • Distribuidora: DeAPlaneta
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Pedro Antonio Urbina
Crítico de cine, poeta, escritor y traductor