Inicio Críticas películas Todas las mujeres

Todas las mujeres

Lo mejor de Mariano Barroso junto con «Éxtasis», con un guión y unas interpretaciones notables (***½)

- Anuncio -

Dirección: Mariano Barroso Guión: Mariano Barroso y Alejandro Hernández Fotografía: Raquel Fernández Montaje: Pablo MásMúsica: Ray Marhuenda Intérpretes: Eduard Fernández, Michelle Jenner, Nathalie Poza, Petra Jiménez, María Morales, Marta Larralde, Lucía Quintana Duración: 90 minutos Distribuidora: Avalon Publico apropiado: + 18 años (XD)

España, 2013. Estreno en España: 18 de octubre de 2013

Mujeres que dibujan a un hombre

Nacho es  una persona fácil. Un hombre que se mete en problemas con cada paso que da y que siempre intenta arrastrar a alguien en la caída.  Y esas personas son las mujeres que han marcado su vida: su amante, la primera y segunda mujer, su cuñada, su madre y una psicóloga.

Todas las mujeres era un serie de 6 capítulos producida por TNT en 2010. Un proyecto ambicioso que en cierta medida seguía el patrón de la serie americana En terapia: capítulos cortos (25-30 minutos), escenarios cerrados, plano-contraplano y un diálogo entre dos personas. La serie no acababa de funcionar porque sobraban minutos en cada capítulo, faltaba intensidad dramática y humor para mantener un careo tan largo. Por este motivo su director, Mariano Barroso (Mi hermano del alma, Éxtasis, Los lobos de Washington, Lo mejor de Eva), decidió adaptar ese material con una edición nueva que dio lugar a este largometraje de 90 minutos.

La impresión que da la película es evidentemente episódica, pero resulta mucha más lograda que la serie. Este nuevo montaje deja un mayor margen de libertad al espectador siendo más sugerente que explícito en casi todos los capítulos, excepto en el de Marta Larralde (innecesariamente alargado con una mecánica escena sexual). Los siete actores están perfectos, muy naturales y espontáneos, con una química palpable con el personaje que tienen en frente. Se nota que Mariano Barroso no ha hecho sólo cine, sino también teatro, porque hay muchas momentos en la película que están muy trabajados en el gesto, el matiz de la voz, la mirada, el movimiento de las manos.

Este retrato de un perdedor empedernido disfrazado de seguro manipulador se va mostrando progresivamente en la relación con cada una de las mujeres. La película tiene momentos muy divertidos (motivados por la caradura de Nacho y la claridad con que le hablan su madre y la psiquiatra especialmente), y a veces muy entrañables (magnífico el personaje sereno y profundamente enamorado de su primera mujer interpretado con una fuerza interpretativa envidiable por María Morales).  

 El gran problema que tiene la película es que en los primeros veinte minutos no acaba de arrancar. Las primeras mujeres en aparecer son los dos personajes escritos con menos creatividad: Michelle Jenner y Lucía Quintana no logran salir del perfil tópico de amante loca y descerebrada y mujer engañada respectivamente. Aún así la película va creciendo conforme avanza el metraje, dejando unos segundos de descanso reflexivo muy bien medidos con la música de Ray Marhuenda.

Desgraciadamente esta película se presentó fuera de concurso en el pasado Festival de Cine de Málaga, pero fue la unánime ganadora moral y  la que más gustó a la crítica.

Claudio Sánchez