Todos los días de mi vida: ¡Qué guapos son y cuánto se quieren!

Channing Tatum y Rachel McAdams encarnan a Leo y Paige, un joven matrimonio que sufre un accidente de coche; él se recupera pronto y sin problemas, mientras que ella, que sufrió una grave conmoción cerebral, ha perdido la memoria de los cinco últimos años: no sabe que dejó los estudios de Derecho, ni que abandonó el hogar paterno, que rompió con su novio, que se casó… ni siquiera sabe quién es ese hombre, Leo, que dice ser su marido. ¿Qué va a ser de su matrimonio?, se pregunta Leo, ¿podrá volver a ganar el amor de su mujer?

Pocas veces un drama romántico ha tenido un punto de partida con tantas posibilidades -la historia es real y el conflicto interesantísimo-, y pocas veces se han desaprovechado tanto. Sería un acto de caridad recomendar al director, Michael Sucsy, que se dedique a otro género. Éste se ha limitado a fotografiar a una pareja guapa y nada más; nada se mueve, no hay pulso, ni tensión, ni siquiera nos conmueve lo que debería ser un gran drama. Channing Tatum pone cara lánguida y enseña los musculitos y poco más.

Hay que reconocer que, muy tarde, la historia de Todos los días de mi vida cobra energía y tiene un par de momentos interesantes, cuando la película cambia de protagonista y en lugar de ver a Leo llorando un «no me reconoce», se centra en Paige, cuyo tema tiene más gancho «¿qué fue de mi vida aquellos años que no logro recordar»; e incluso, en el último tramo, tiene un momento brillante cuando se enfrenta a su madre (Jessica Lange) y ésta arrebata la película por unos breves instantes.

Pesadita, incluso para los que suelen gustar de dramas románticos.

Jessica Lange en la secuencia final.

▼ Un guión sin interés ni tensión.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Rogier Stoffers
  • Montaje: Melissa Kent, Nancy Richardson
  • Música: Michael Brook, Rachel Portman
  • Duración: 104 min.
  • Público adecuado: +12 años (X-)
  • Distribuidora: Sony
  • EE.UU. (The Vow), 2012
  • Estreno: 23.3.2012
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.