Transformers: La venganza de los caídos

Michael Bay, fiel a su estilo, dirige esta segunda parte con un metraje que pesa como la ferralla de la populosa manada robótica

Transformers: La venganza de los caídos: Michael Bay, fiel a su estilo, dirige esta segunda parte con un metraje que pesa como la ferralla de la populosa manada robótica

 

Hasta perder las tuercas…

Transformers: La venganza de los caídos: Las majors americanas apuestan este verano por las máquinas. Primero fue Ter­minator salvation, que ha logrado recaudar 320 millones de dólares, menos de lo que esperaban sus productores (¿la crisis? ¿el guión?). Ahora llega Trans­for­mers: La venganza de los caídos, con un pre­supuesto similar a la primera, 200 millones de dólares.

Michael Bay (La roca, Armageddon, Trans­formers) retoma la historia donde la de­jó en la primera parte. Sam Witwicky (un Shia LaBeouf que se lo pasa pipa) va a la universidad. A partir de aquí la historia se divide en dos: la relación entre Sam y su novia Mikae­la, y los verdaderos protagonistas, los transformers. Más numerosos, más grandes y haciendo más ruido, porque esto es al fin y al cabo de lo que se trata en esta segunda parte: tomar las piezas de la primera e hinchar el globo al máximo, pe­ro sin llegar a explotarlo.

¿Esto es malo? Depende de cómo se mi­re. Bay logra imprimir a la película el tono épico que no tenía la otra, consiguiendo que al salir del cine nos acompañe la impresión causada por dos espectaculares escenas muy bien planificadas (especialmente la del bosque). Pero es innegable la des­­mesura del metraje, que genera una con­tudente saturación robótica.

Más oscura y violenta que su antecesora, tiene como guionistas a Roberto Orci y Alex Kurtzman (Star Trek, Mission: Im­po­ssi­ble 3), que llevan la historia relativamente bien aunque con unos diálogos que en fin… A ellos se une Ehren Kruger (The ring), probablemente para dotar a la historia de esa oscuridad que Bay buscaba.

Steve Jablonsky (La isla, Viernes 13, Trans­­formers) compone una música efectista que termina siendo agotadora por su abusiva presencia, del primer al último pla­no del metraje. Los reyes de la función son los del departamento de efectos especiales: los chicos de IL&M logran que los trans­formers se integren con la imagen real de una manera asombrosa. La proyección digital ofrece una calidad de imagen y un color sencillamente impresionantes.

Si la primera parte se quedó corta en sus pretensiones, ésta se excede. Es sincera en su planteamiento, dando a los seguidores del cine de Bay raciones generosas del menú de la casa (contrapicados, travelling circulares, helicópteros sobre atardeceres…). A los de­más Bay les da un buen blockbuster veraniego. La tercera parte se espera para 2011. ¿Lo­grará Bay el equilibrio que sus películas necesitan? Will see…

Francisco Jiménez


Transformers: La venganza de los caídos

Dirección: Michael Bay Guión: Ehren Kruger, Roberto Orci, Alex Kurtzman Fotografía: Ben Seresin Montaje: Roger Barton, Paul Rubell Música: Steve Jablonsky Intérpretes: Shia LaBeouf, Josh Duhamel, Megan Fox, Tyrese Gibson, Isabel Lucas, John Turturro Duración: 144 m. Público apto: todos los públicos Distribuidora: Paramount

EE.UU. (Transformers: Revenge of the fallen), 2009. Estreno en España: 24.7.2009