Inicio Críticas películas Trece campanadas

Trece campanadas

Trece campanadas: Terror próximo

Trece campanadas | El terror de no saber qué es real y qué imaginario, la delgada línea multicolor que separa ambas dimensiones es el motor de esta película, una ola más en la marea terrorífica que no cesa en su llegada a los cines, buscando a un publico joven, al parecer, ansioso de sustos y sensaciones fuertes.

Trece campanadas tiene su origen en una narración de Suso del Toro con vocación de guión para una TV movie, que al final, devino en novela. La ciudad de Santiago de Compostela es pieza clave en una historia, que sufrió cambios por la imposibilidad de rodar en la Catedral. El laberinto empedrado de las calles del casco antiguo de la ciudad envuelven y observan a los personajes, contribuyendo la fotografía a un ambiente de pesadilla.

- Anuncio -

La película busca un terror próximo servido junto a una trama amorosa y reflexiones más o menos logradas sobre el instinto de conservación, la necesidad de enfrentarse a los temores para superarlos, o la tendencia a la esquizofrenia en la sociedad moderna.

Tosar compone a un malo que no sólo asusta, sino que llena otros registros que van de la ternura a la sorpresa, pasando por la ira , la pasión y el rencor. El personaje femenino que compone Marta Etura es el contrapeso a la oscuridad de la historia, es la esperanza y el amor que puede salvar a Jacobo, un Juan Diego Botto que intenta armonizar los inevitables excesos de una película que quiere entretener y, por su falta de sutileza, no pasa del aprobado.


Trece campanadas

País: España Dirección: Xavier Villaverde Guión: Curro Royo, Juan Vicente Pozuelo, X.Villaverde, sobre la novela de Suso del Toro Fotografía: Javier Salmones Música: Javier Navarrete Intérpretes: Juan Diego Botto, Luis Tosar, Marta Etura, Elvira Minguez