Truman Capote: Film de elegancia clásica

Truman Capote es uno de los escritores que más admiración provoca en cineastas de todo el mundo. Basta con darse una vuelta por el cine de nuestro país para ver diversos guiños al escritor norteamericano en películas de directores tan distintos como Pedro Almo­dó­var o José Luis Garci. Por otra parte, varias obras del escritor han sido llevadas a la gran pantalla. No resulta nada extra­ño, por lo tanto, que el mundo del cine haya querido dedicarle una película a la biografía de este genial novelista.

Y la verdad es que lo ha hecho con una cinta verdaderamente artística, matizada y que huye tanto del tono hagiográfico como del morbo que hubiese sido tan sencillo de utilizar en el retrato de un personaje tan extraordinariamente controvertido. Bennett Miller opta en Truman Capote -su primera y meritoria película- por una elegancia clásica que sugiere más que muestra, que anima más que obliga a mirar los detalles de una vida bohemia y decadente, pero de indudable contenido estético.

El film se basa en la biografía de Gerald Clarke Truman Capote. La biografía definitiva, centrada en los años que el escritor norteamericano dedicó a elaborar su novela A sangre fría.

Entre los extras de la película hay que mencionar el making of, dividido en 2 partes, que tiene una duración de casi 40 minutos. Este «Cómo se hizo» destaca porque se centra en contenidos puramente artísticos: la fotografía de tonos azulados y grisáceos de Adam Kimmel, la difícil interpretación de Philip Seymour Hoffman (justamente oscarizado por retratar con dignidad un personaje cuya excentricidad y amaneramiento eran realmente risorios), el tempo detallista y contemplativo utilizado por Bennett Miller, etc.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Capote, 2005)
  • Fotografía: Adam Kimmel
  • Mon­taje: Christopher Tellefsen
  • Música: Mychael Danna
  • Duración: 110 min.
  • Público adecuado: Adultos
  • Dis­tri­bui­do­ra: Sony Pictures