Turistas: Encefalograma raro

Turistas | Tragicomedia alienígena, un auténtico viaje hacia la nada.

No es malo ser algo extravagante. Jugar de una manera distinta, sorprender con una forma de contar novedosa. Jeunet, Martin McDonagh, Von Trier, Coen, Burton, Tarantino… Pueden ser excesivos a ratos, pero tienen momentos de genialidad indiscutibles. Lo de Ben Weathley es otra cosa. Es un director deliberadamente minoritario por sus argumentos y, sobre todo, por la acumulación de escenas de sexo y violencia salvaje. Su película anterior (Kill List) era profundamente descerebrada y caóticamente deprimente. Una de esas películas que, después de verla, te daría pánico tener que entrevistar a solas al director. En Turistas hay algo más de medida, pero la sanidad mental del argumento brilla por su ausencia. Esto podía ser un halago. Pero no lo es.

- Anuncio -

Turistas cuenta el viaje asesino de dos tipos gordos, solitarios y extravagantes. Todo lo que hacen es caprichoso y habitualmente salvaje. La película tiene algunos puntos divertidos -no demasiados-, algún que otro plano sugerente, una música que alguna vez acierta en su contraste con las imágenes…

Pero esto no es Siete psicópatas o Fargo. No hay ley ni orden, y lo peor de todo, es que el talento mostrado no es tan desbordante como para que el caos tenga una cierta gracia. Por el contrario, el director aburre con tanta zafiedad, tanto asesinato, gesto y diálogo desconcertante, tanta distorsión creativa de un auténtico viaje hacia la nada que se hace largo siendo corto (la película no llega a la hora y media).

Ficha Técnica

  • Fotografía: Laurie Rose
  • Montaje: Robin Hill, Amy Jump, Ben Weathley
  • Música: Jim Williams
  • Duración: 88 min.
  • Distribuidora: Festival
  • Público adecuado: +18 años (V+XD)
  • Estreno en España: 7 de junio de 2013

Reino Unido, 2012.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año