Un chihuahua en Beverly Hills: Norte-Sur perruno

Un chihuahua en Beverly Hills | Chloe es una chihuahua que vive de lujo gracias a las obsesivas atenciones que le brinda Viv (Jamie Lee Curtis), su solterona y multimillonaria dueña, e ignora las atenciones de Papi, el perro chihuahua del jardinero. Esta vida de ensueño será cuestionada cuando Viv parta en viaje de trabajo y deje a Chloe al cuidado de su sobrina Raquel (Piper Perabo).

El último estreno de la factoría Disney es un pequeño disparate cuyo éxito dependerá de la gracia que los más pequeños le encuentren a estos animales parlanchines. El guión ha sido construido como una nueva versión de los 101 dálmatas con personajes de carne y hueso: todos los perros hablan entre sí y se cuentan una historia paralela a la de los humanos. Estos últimos, ciertamente, son personajes casi huecos.

Hay un interesante diálogo norte-sur, México-Estados Unidos, tanto en los humanos como en los animales, otro enfrentamiento adinerado-barriobajero, que tiene su gran momento fílmico en la perrera, extraído literalmente de La dama y el vagabundo, y un elemento ridículo, pseudo místico, en el que fantasmas aztecoperrunos se aparecen a Chloe invitándola a vivir con la dignidad que corresponde a una chihuahua.

El director Raja Gosnell (Scooby-Doo) es competente, las aventuras resultan entretenidas y Piper Perabo es una presencia atractiva en la pantalla.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Phil Meheux
  • Montaje: Sabrina Plisco
  • Música: Heitor Pereira
  • Duración: 91 min.
  • Público adecuado: Todos
  • Distribuidora: Disney
  • EE.UU. (Beverly Hills Chihuahua), 2008
  • Estreno: 6.2.2009
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.