Un italiano en Noruega: Risa garantizada

· La pareja guionista denuncia con gracia corrupciones, estereotipos, concesiones a lo políticamente correcto y muchas cosas más, pero, y esto es lo más importante, mantiene siempre el tono amable y elegante.

Checco Zalone interpreta a Checco, italiano del sur -importante este detalle- que ha logrado hacer realidad sus ambiciones, ser funcionario. Su mundo se hunde el día que el Estado decide disminuir el número de funcionarios y al pobre Checco no le queda más remedio que aceptar una buena gratificación y presentar su renuncia, o aceptar ser enviado allá donde haga falta, por ejemplo al Polo Norte.

- Anuncio -

Aviso importante, Un italiano en Noruega tiene el récord de recaudación en Italia, con más de 65 millones de euros en su país, y eso quiere decir algo, principalmente que la sociedad italiana sigue siendo sana, le gusta reírse de sí misma y de algunos tópicos al uso; a veces ser incorrectos; y ser fundamentalmente buenos.

Un italiano en Noruega
Checco Zalone, protagonista y guionista de Un italiano en Noruega

Checco Zalone se alió con el director Gennaro Nunziante en 2009, cuando realizaron Cado dalle nubi, y llevan cuatro cintas que han sido cuatro éxitos, cada uno mayor que el anterior. En todos ellos el guion está escrito al alimón, dirige Nunziante, interpreta y compone la música Zalone. La clave del éxito consiste en que Checco sea el protagonista, y que toda Italia pueda identificarse con él y con sus problemas. Se puede añadir que, en la medida en que las sociedades y problemas son similares, buena parte de lo que dice nos afecta -y nos puede divertir- igualmente: políticos y reformas, deseos de seguridad, espíritu tradicional y mundo moderno, envidia de los países del norte, considerados más desarrollados; trapicheos y fair play, la comida, el ecologismo… no es poco.

La pareja guionista denuncia con gracia corrupciones, estereotipos, concesiones a lo políticamente correcto y muchas cosas más, pero, y esto es lo más importante, mantiene siempre el tono amable y elegante; no busca hacer sangre, ni escandalizar, ni baja el nivel. Se limita a contar, con buen ritmo, las tontas peripecias de Checco por conservar su puesto de trabajo y eso basta para conseguir el éxito, y ¡qué éxito! para una película que no es una obra maestra -tal vez sí, si consideramos que la comedia es un género difícil y que lograr divertir al público es uno de los objetivos del cine-.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Vittorio Omodei Zorini
  • Montaje: Pietro Morana
  • Música: C. Zalone
  • Duración: 86 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: A Contracorriente
  • Italia (Quo vado?), 2015
  • Estreno: 28.4.2017
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.