Un novio para mi mujer: Divertida argentinada

Un novio para mi mujer | El Tenso y la Tana son un joven matrimonio mal avenido. Él no puede soportar el malhumor y la verborrea que­josa de su mujer, pero no se atreve a de­cirle que se quiere separar. La solución: con­trata a un seductor a sueldo para que con­siga enamorar a la Tana.

Con semejante argumento uno podía esperarse lo peor, una gamberrada frívola so­­bre una pareja en crisis. Hay algo de es­to: la gamberrada corre a cargo, entre otras cosas, de la trama del seductor, rodada como si se tratara de una mala peli po­licíaca, y la frivolidad, del tono de algunos diálogos. Pero por encima de estos ele­mentos, Juan Taratuto (No sos vos, soy yo) consigue aliñar una comedia muy divertida que además aporta unas cuantas ideas sensatas sobre algunos peligros que ace­chan al matrimonio actual, como la mentalidad divorcista, la falta de comunicación o la excesiva importancia del sexo.

Como en toda buena película argentina hay mucha, muchísima conversación, hay psicólogos (tronchantes esos diálogos de la pareja mirando a cámara) y hay, sobre to­do, una galería de personajes divertidísimos, donde se lleva la palma la Tana, un hi­larante papel que le sirve a Valeria Ber­tu­ccelli para demostrar que es una gran ac­triz cómica.

Ficha Técnica

  • País: Argentina, 2008
  • Fotografía: Pablo Schverdfinger
  • Montaje: Pablo Barbieri
  • Música: Iván Wyszogrod
  • Duración: 100 min.
  • Público adecuado: +18 años
  • Distribuidora: Festival-Film
  • Estreno en España: 10.7.2009