Un océano entre nosotros: En alta mar

· Aunque en primera instancia Un océano entre nosotros gire en torno a un relato de sueños y superación, James Marsh acaba dándole la vuelta a todo el planteamiento.

Los hechos narrados en esta historia son reales: en 1968 Donald Crowhurst, modesto inventor y navegante amateur, se lanzó a una formidable aventura: se inscribió en la Sunday Times Golden Globe Race, carrera que consistía en dar la vuelta al mundo en velero, sin escalas. El importe del premio sacaría de apuros a su mujer y sus dos hijos. Solo conseguir zarpar fue una carrera de obstáculos; el desarrollo de la misma fue una locura.

- Anuncio -

Inicialmente parece que vamos a ver una película más de sueños y superación, en este caso en el mar -los últimos años han ofrecido varias películas marítimas-, pero James Marsh (La Teoría del Todo) tiene otra idea, la de mostrar la soledad, el orgullo y cómo una mala decisión puede acabar teniendo consecuencias desastrosas.

A pesar de una perfecta ambientación, y de un gran reparto en el que destacan Colin Firth, Rachel Weisz y muy especialmente David Thewlis en su papel de periodista, la historia no satisface. Parece demasiado una crónica donde la tensión y la toma de las decisiones no afectan al espectador que asiste, mudo, incrédulo, a un drama de interés relativo.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Eric Gautier
  • Montaje: Jinx Godfrey, Joan Sobel
  • Música: Jóhann Jóhannsson
  • Duración: 112 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Reino Unido (The Mercy), 2018
  • Estreno: 7.9.2018
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.