Una canción irlandesa: Desafinada

· Crítica de Una canción irlandesa | Estreno 16 de julio de 2021.
· Los diálogos son una calamidad y el pretendido sentido del humor lo máximo que logra es levantarte una ceja un par de veces.

No hay por donde coger esta melosa y sensiblera historia pastoril ambientada en Irlanda que cuenta la historia de Anthony y Rosemarie, ambos herederos de fincas colindantes. Shanley, de origen irlandés, aunque criado en el Bronx, se pone empalagoso para reunir cientos de tópicos sobre la Irlanda rural, con la pretensión de lograr algo ingenioso y sutil.

En su afán por llamar la atención junta a dos actores célebres, uno bastante limitado (Jamie Dornan) y otra excelente (Emily Blunt) que hacen lo que pueden con unos personajes absurdos, meras caricaturas al servicio de un relato que pretende ser gracioso e ingeniosamente bizarro, pero no logra otra cosa que pensemos en la buena historia que se podría haber contado en una localizaciones tan resultonas. Los diálogos son una calamidad y el pretendido sentido del humor lo máximo que logra es levantarte una ceja un par de veces. Los secundarios como Chistopher Walken y Jon Hamm tienen cara de «qué hago yo en este fregado«.

El autor de La duda ha recibido varapalos de la crítica norteamericana y no digamos de sus ancestros irlandeses, que han reaccionado con desprecio ante una película fotografiada por el sudafricano Stephen Goldblatt en plan postal «vente pa Irlanda, Pepe«.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Stephen Goldblatt
  • Montaje: Ian Blume
  • Música: Amelia Warner
  • Duración: 102 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: A Contracorriente
  • Reino Unido (Wild Mountain Thyme), 2020
  • Estreno: 16.7.2021
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor