Una casa, la familia y un milagro: Cosas de casa

· Una casa, la familia y un milagro | El gran mérito de Una casa, la familia y un milagro es el encanto que despliegan los cuatro hermanos, encarnados por cuatro actores de primera.

Alex, Orestes, Jacinto y Fanny, a quienes vemos brevemente de niños, crecieron en una hermosa villa. Luego les vemos como jóvenes adultos, con los problemas familiares, afectivos y profesionales típicos de nuestro tiempo. Tras el fallecimiento de su madre y con el padre en coma irreversible desde hace cinco años, se deciden a vender la casa. Nada más hacerlo, el padre se despierta y quiere volver a su hogar.

El actor Augusto Fornari debuta en la dirección y consigue una comedia ligera, sencilla y sin pretensiones. No hay grandes complicaciones y, sin duda por el origen teatral del director, ha cuidado más a los protagonistas que la trama. El gran mérito de esta película es el encanto que despliegan los cuatro hermanos, encarnados por cuatro actores de primera, y su tono positivo, a prueba de bomba.

Sinopsis

Alex, Orestes, Jacinto y Fanny son cuatro hermanos bien distintos. Cuando aparentemente su padre Sergio se encuentra en un coma irreversible todos acuerdan vender la casa familiar y lo que está dentro de ella. Una vez han vendido la casa y los muebles, el padre se despierta por sorpresa. Los médicos son muy claros: para una buena recuperación debe volver a su hogar y recuperar su vida anterior rodeado de sus hijos.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Sebastiano De Pascalis
  • Montaje: Pietro Morana
  • Música: Gianluca Misiti
  • Duración: 90 min.
  • Público adecuado: +16 años (S-)
  • Distribuidora: Alfa
  • Italia (La casa di famiglia), 2017
  • Estreno: 14.9.2018
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.