Una joven prometedora: Una fábula tenebrosa

· Crítica de Una joven prometedora | Estreno 16 de abril de 2021.
· Carey Mulligan le da a su personaje el alma, la ternura y la reflexión que necesita un argumento tremendista sobre la cosificación de la sexualidad, la pornografía y el individualismo terminal.

Cassie tiene dos caras. Por el día es una chica adorable y ejemplar, pero por la noche atrae a los hombres interpretando a una mujer decadente en estado de embriaguez. Ahí empieza un juego inesperado con un significado muy personal para esta peculiar y prometedora joven.

Cuando parecía que Chloé Zhao era la directora del año por la inagotable catarata de premios que está obteniendo con Nomadland, la actriz, guionista y directora Emerald Fennell ha entrado en la selección final de cineastas nominadas a los Oscar. Hasta ahora había aparecido en la tercera y cuarta temporada de The Crown interpretando a Camilla Parker Bowles, era una de las guionistas de la serie Killing Eve, y había dirigido un cortometraje en el que la mujer y la violencia eran las principales protagonistas con una mezcla de comedia y drama: Careful How You Go (2018).

Una joven prometedora es una película que no deja indiferente en su crudeza, estilo y diagnóstico social. Pero lo más interesante es que no cae en múltiples y accesibles posibilidades de aplauso fácil. La cineasta toca teclas muy sensibles y no duda en trastocar las estructuras y tonos previsibles que habrían transformado su opera prima en una colección de maniqueísmos políticamente correctos. En su galería de personajes hay individuos, no colectivos, y su mirada es detallista y personal, con un uso muy simbólico del color, la fotografía y la música.

En medio de ese escenario hay una actriz que gradúa y modula la historia como pocas intérpretes pueden hacerlo. Carey Mulligan le da a su personaje el alma, la ternura y la reflexión que necesita un argumento tremendista sobre la cosificación de la sexualidad, la pornografía y el individualismo terminal. La actriz británica de An education, Shame, Nunca me abandones, El gran Gatsby o Lejos del mundanal ruido, tiene muy difícil ganarle el Oscar a una maravillosa Frances McDormand (Nomadland) o a una pertinente Andra Day (Los Estados Unidos contra Billie Holiday). Pero, que actrices como ella, Jessica Chastain o Amy Adams no hayan recibido ninguna estatuilla, es algo que desmerece a la Academia y sus premios.

El guion logra un ritmo envidiable gracias a diálogos inteligentes y creativos, giros luminosos y tinieblas matizadas. Una película que pretende llevar al límite al espectador en busca de una sensibilidad perdida. Una joven prometedora es una medicina agresiva contra el hedonismo sexual y la hipocresía social en la línea de películas difíciles de digerir como Shame, de Steve McQueen, Stockholm, de Rodrigo Sorogoyen, o Hard Candy, de David Slade. En todas ellas hay incisividad y clarividencia, además de un talento innegable para saber mirar realidades inhumanas, aceptadas mayoritariamente como inevitables a la condición sexual de la persona.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Benjamin Kracun
  • Montaje: Frédéric Thoraval
  • Música: Anthony B. Willis
  • Duración: 113 min.
  • Público adecuado: +18 años (VXD)
  • Distribuidora: Universal
  • Reino Unido (Promising Young Woman), 2020
  • Estreno: 16.4.2021
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete