Una rosa de Francia: De Francia, pero marchita

Manuel Gutiérrez Aragón, 64 años, tiene una larga trayectoria como director. Sin entrar en la calificación crítica de su línea creativa es un hecho que ha obtenido abundantes premios: Habla, mudita (1973), Premio de la Crítica Internacional, Festival de Berlín. Sonámbulos (1977), Concha de Plata a la mejor dirección, Festival de San Sebastián. Camada negra (1977), Oso de Plata a la Mejor Dirección, Festival de Berlín. El corazón del bosque (1978), mejor película española del año. Demonios en el jardín (1982), Premio de la Crítica Internacional, Festival de San Sebastián. La mitad del cielo (1986), Concha de Oro, Festival de San Sebastián. Cosas que dejé en La Habana (1997), Espiga de Plata, Seminci de Valladolid, etc.

También ha escrito famosos guiones: Las truchas (1974), de José Luis García Sánchez. Furtivos (1975), de José Luis Borau, etc.

De Una rosa de Francia es co-guionista y director, sin embargo -un bache en una carrera de más de quince películas no estropea la carretera-, no invita a hablar bien de ella. El guión no es consistente ni interesante, los personajes no tienen trazo, la acción es cansina, dubitativa, con muchos tiempos muertos en una dirección decadente…, y sin energía. El ambiente de tráfico de inmigrantes resulta turístico y postizo, como la pretendidamente elegante casa de putas, postiza, grimosa. La dirección o el guión lanza a los jóvenes a un erotismo guarrindongo, que también parece un tiempo muerto en el delicuescente guión, o un recurso barato a falta de alguna idea.

Alfredo Mayo ha dado pruebas de ser muy buen director de fotografía… en otras películas. Quizá le ha contagiado la maldad artística de ésta: los exteriores están comidos de sol, y a los interiores -¿quiso la dirección artística ser así de cursi, a sabiendas?-, a esos interiores, les bastaría un photomatón. La jovencísima Ana de Armas merecía tener sus primeras armas en una mejor batalla, en una guerra más hermosa. Tendrá ocasión, seguro.

Ficha Técnica

  • País: España/Cuba, 2005
  • Fotografía: Alfredo Mayo
  • Montaje: José Salcedo
  • Música: Xavier Capellas
  • Distribuidora: Alta
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete