· Esta película es una sobria narración sobre el atentado del 20 de julio de 1944, último de los cuarenta y tres que sufrió Hitler.

Valkiria: Dos ventajas, un defecto

Valkiria fue el nombre clave de la operación prevista por el alto mando alemán para movilizar al ejército de reserva en Berlín y mantener el control y la defensa de la ciudad ante el ataque final de los aliados, o ante un eventual golpe de estado. El coronel von Stauffenberg tuvo la genial idea de utilizar ese plan pa­ra hacerse con el control de Alemania, neu­tralizando a las SS, tras matar a Hitler. Esta película es una sobria narración sobre el atentado del 20 de julio de 1944, último de los cuarenta y tres que sufrió Hitler.

La mayor dificultad que tiene esta realización es la de construir un thriller conociendo desde el principio el desenlace. Sin­ger (Sospechosos habituales) se esfuerza en crear suspense en cada parte de la trama, desde los problemas para conseguir los explosivos británicos y montar la bomba, hasta las posibles intervenciones de la Gesta­po, pasando por los problemas y riesgos que corren las múltiples personas -ayudantes, secretarias- de los oficiales gol­pistas. Se centra muy particularmente en los sucesos que ocurrieron tras el atentado, en las reacciones de los diversos pro­tagonistas, an­te el resultado incierto del atentado y la imposibilidad de dar mar­cha atrás. Son los mejores momentos de la película, y Singer logra que la exposición sea clara y que el espectador pueda seguir los acontecimientos y a sus protagonistas sin problemas, y eso que se trata de un buen puñado de nom­bres y lugares de los que, probablemente, no ha oído hablar nunca.

La película tiene dos grandes méritos y un defecto; el primero es la historia misma, apasionante, y quiere recordar que no todos los alemanes siguieron a Hitler, y que aquel grupo de oficiales dio la vida intentando librar al mundo de este monstruo; el segundo es un reparto espléndido, que ayuda a distinguir a los individuos, los humaniza y muestra sus motivaciones. Des­tacan Brannagh, Nighy, Stamp, Wil­kinson, Krets­ch­mann e Izzard.

Tom Cruise, por su parte, es­tá acertado en un papel que exige contención.

Y el defecto: la película se queda corta respecto de lo que promete. La operación Valkiria de Singer debería ser más épica, más grande que la producción alemana realizada para la televisión en la que se inspira, y no lo es.

En suma, una lección de historia y de coraje moral, que se disfrutará aunque no se tenga conocimiento previo de los acontecimientos, y que tal vez despierte algunas preguntas del tipo ¿qué habría pasado si…?

Ficha Técnica

  • País: EE.UU./Alemania, 2008
  • Fotografía: Newton Thomas Sigel
  • Montaje y Música: John Ottman
  • Público adecuado: 115 m. Jóvenes-Adultos
  • Distribuidora: Fox
  • Estreno: 30.1.2009
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.