Vals con Bashir

Candidato al Oscar, este documental de animación se asoma a los recuerdos fragmentarios de un grupo de soldados israelíes 25 años después de su participación en la invasión del Líbano

Vals con Bashir

Vals con Bashir: Memoria selectiva

Una noche en un bar, un viejo amigo cuenta a un director de cine llamado Ari que tiene una pesadilla recurrente en la que le persiguen 26 perros. Cada noche el mismo número de animales. Los dos hombres llegan a la conclusión de que tiene que ver con una misión que realizaron para el ejército israelí durante la primera guerra con el Líbano a principios de los años ochenta. Ari se sorprende ante el hecho de que no recuerde nada de ese periodo de su vida. Intrigado, decide ver y hablar con viejos amigos y antiguos compañeros dispersados por el mundo entero. Necesita saber la verdad acerca de ese periodo y de sí mismo. Ari escarba cada vez más y sus recuerdos empiezan a reaparecer mediante imágenes surrealistas…

Este documental de animación del israe­lí Ari Folman ha cosechado múltiples premios, entre los que se cuenta el Globo de Oro a la mejor película en lengua no inglesa. En esa misma categoría aspira al Oscar. Se trata de un relato en gran medida autobiográfico sobre la participación del propio director y guionista en los hechos que se cuentan.

Folman, un director ampliamente conocido en Israel por su cine documental y por sus trabajos para la televisión, ha logrado una historia impactante, de conseguida atmósfera y tempo muy adecuado. El inteligente recurso al dibujo animado se revela muy eficaz, porque proporciona a la película un aire que nunca habría tenido si se hubiese rodado de manera convencional, con imágenes de archivo insertadas.

El proceso técnico es interesante: la pe­lícula se rodó primero en vídeo, en un estudio, para montarse a continuación como un largo de 90 minutos. Con base en ese material, se confeccionó un storyboard con 2.300 dibujos originales. A continuación Yoni Goodman animó el storyboard, mezclando el flash, 3D y dibujo animado convencional, sin usar el rotoscopio para pintar la imagen procedente del vídeo. El resultado es bastante bueno, especialmente por la calidad del color y el acierto en el montaje de sonido y en la música. Apar­te de un gratuito pasaje porno -más propio de una gamberrada de un adolescente salidillo que de un cineasta adulto-, hay en la película un empeño estratégico por la psicodelia porrete va porrete viene que resulta un poco sospechoso, especialmente si se considera que el guión es, desde el punto de vista histórico y político, más politicamente correcto de lo que parece.


Vals con Bashir (Waltz with Bashir, 2008)

País: Israel/Francia/Alemania Dirección y Guión: Ari Folman Producción: Yael Nahlieli, Serge Lalou, Gerhard Meixner, Roman Paul Montaje: Nili Feller Música: Max Richter Duración: 90 m. Adultos Distribuidora: Golem Estreno: 20.II.2009

Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor