Venom: Habrá matanza | Menos historia, más mamporros

· Crítica de Venom: Habrá matanza | Estreno 15 de octubre de 2021.
· La trama continúa donde terminó (en realidad al final de los títulos de crédito), cuando nos dejaron ver al criminal Cletus Kasady; aunque en realidad eso no tiene importancia.

No es superfluo recordar que Venom es un personaje de la factoría Marvel y que esta película no es apta para un público no iniciado o, peor aún, un público que no le gusten los cómics. Dicho esto, también conviene recordar que la primera película de Venom llegó como una agradable sorpresa. Presentaba a los personajes con una ingenuidad y un desenfado impresionante y su simpleza era su fuerza, además del personaje principal, Hardy, periodista superado por la posesión de un simbionte extraterrestre dotado de superpoderes, de una mentalidad juguetona y de un curioso instinto criminal.

- Anuncio -

La nueva película, por decisión del nuevo director, Andy Serkis, es un circo. La función debe continuar y para ello vale/cabe todo. Es una secuela, es un cómic, es una comedia (buddy comedy) donde los amigos serían Eddy y Venom, pareja mal avenida donde las haya. Por supuesto hay elementos de thriller y de terror -y actores muy pasados de rosca-; pero lo que verdaderamente importa es la relación amor-odio (más de lo primero) ente Eddy y el simbionte.

La trama continúa donde terminó (en realidad al final de los títulos de crédito), cuando nos dejaron ver al criminal Cletus Kasady; aunque en realidad eso no tiene importancia. Eddy está harto del acoso continuo al que le somete Venom, pero también le aprecia, y le replica bastante. El evento que acapara la atención de la prensa es la inminente ejecución de Kasady. En estas el asesino quiere conceder una entrevista a Eddy antes de la ejecución. Es un momento de gloria para Eddy, que también tendrá unas consecuencias formidables para Kasady.

En el maremágnum que va a sucederse cabe destacar que tanto Eddy como Venom se dan cuenta de que no pueden enfrentarse a Carnage solos; no solo se necesitan el uno al otro, sino que también necesitan a otros. Los mejores momentos son aquellos en los que aparecen importantes secundarios como Anne, la antigua novia de Eddy; Dan, su nuevo novio; la señora Chen, la de la tienda del barrio, o el genial concierto al que acude Venom, y todos creen que lleva un disfraz increíble.

Inferior a la primera como historia, visualmente mejora; tiene más luz gracias a Robert Richardson, director de fotografía de Tarantino y Scorsese. El abuso de efectos especiales permite dar espectaculares mamporros que no interesan demasiado pero que buena parte del público echaría de menos si no estuvieran.

Película palomitera, entretenida, olvidable y -se ve al final- tendrá secuelas.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Robert Richardson
  • Montaje: Maryann Brandon, Stan Salfas
  • Música: Marco Beltrami
  • Duración: 97 min.
  • Público adecuado: +16 años (V+)
  • Distribuidora: Sony
  • EE.UU. (Venom: Let There Be Carnage), 2021
  • Estreno: 15.10.2021
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.