Viuda Negra: Las chicas son guerreras

· Crítica de Viuda Negra | Estreno en cines y Disney+ 9 de julio de 2021.
· Shortland sabe dosificar las escenas de acción, que rueda sin ese truco cansino que tanto daño está haciendo al cine más adrenalínico que es confundir acción con caos.

La carrera de la directora australiana Cate Shortland (1968) hasta ahora se había desarrollado dentro del cine independiente y de autor. Había dirigido algunos capítulos de series de televisión en su país y tres largometrajes que habían funcionado bien en festivales: Somersault (2004), Lore (2012) y Berlin Syndrome (2017). Todas ellas cintas pequeñas muy alejadas del mundo superheroico. No parecía en principio la candidata ideal para un proyecto de Marvel de 200 millones de dólares; pero esta productora lleva un tiempo apostando por las directoras, también ha elegido recientemente a Chloé Zhao, la ganadora del Oscar con Nomadland, para llevar a la gran pantalla Eternals, la película número veinticinco del Universo Cinematográfico Marvel.

La Viuda Negra fue creada como antagonista de Iron Man por ese genio del 9º arte que fue Stan Lee, padre también de Spider-Man, Hulk, los 4 Fantásticos o los X-Men, por nombrar solo algunos de los muchos personajes nacidos de su imaginación. Scarlett Johansson da vida a la protagonista, Natasha Romanoff, que no es una superheroína en sentido estricto. No posee superpoderes, es una antigua espía rusa con mejoras físicas y psicológicas hechas con biotecnología que la dotan de una gran agilidad. Su primera aparición en el Universo Marvel fue en Iron Man 2 (2010), y desde entonces la hemos visto en multitud de películas de Los Vengadores siempre con el rostro de la protagonista de Lost in Translation (2003). Ahora Viuda Negra protagoniza esta película en solitario en vista de la gran aceptación por parte del público; aunque no serán pocos los fans que consideren que la película llega tarde, que debería haberse estrenado antes de Vengadores: Endgame (2019).

Shortland sabe dosificar las escenas de acción, que rueda sin ese truco cansino que tanto daño está haciendo al cine más adrenalínico que es confundir acción con caos. No imprime a sus imágenes el carácter caótico de muchas escenas cumbre de las películas de superhéroes, donde se intuye más que se ve. La cinta apunta hacia un cine de espías clásico con la Guerra Fría como telón de fondo, aderezada con algunos trazos a lo John le Carré, con familias de espías durmientes, y una heroína que carga con un pasado desconocido en la línea de ese James Bond posmoderno que es Jason Bourne.

Viuda Negra es una película familiar en un doble sentido: posee esa clase de violencia coreografiada con gusto estético que apenas derrama sangre, y el nudo gordiano de la trama pivota alrededor de la familia, la necesidad de congraciarse con ella, desentrañando la relación de Natasha con sus padres y en especial con su hermana Yelena Belova, interpretada por la actriz británica Florence Pugh, que cada vez que sale amenaza con robarle a Scarlett la escena. Sus enfrentamientos verbales quizás sean lo mejor de una película que sabe entremezclar con habilidad la acción con el humor.

La carga de la culpa y el afán por conocer la propia identidad forman esos puntos débiles de Natasha, esas grietas en la fortaleza que Stan Lee siempre cuidaba en sus personajes porque sabía que los hacía vulnerables y les provocaba sufrimiento, pero a la vez eran fundamentales para dar dimensión y trascendencia al héroe. Tal como Lee afirmaba: «si Aquiles no tuviese su talón, posiblemente hoy tú no lo conocieses». Sin duda, los puntos débiles de los superhéroes a menudo son más interesantes que sus superpoderes, le dan el toque humano.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Gabriel Beristain
  • Montaje: Leigh Folsom Boyd, Matthew Schmidt
  • Música: Lorne Balfe
  • Diseño de producción: Charles Wood
  • Vestuario: Jany Temime, Lisa Lovaas
  • Duración: 132 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: Disney, Disney+
  • EE.UU. (Black Widow), 2021
  • Estreno: 9.7.2021
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Escritor de relatos de terror y misterio, y guionista de cine y televisión. Admirador de Ford, Kurosawa, Spielberg y Hitchcock, no necesariamente en este orden