Vivir es fácil con los ojos cerrados: Balada de Beatle

Vivir es fácil con los ojos cerrados | David Trueba rueda su mejor película: una cinta bonita pero no redonda desde el punto de vista cinematográfico 

No sé si, como dice la canción de los Beatles -la ma­ravillosa Strawberry fields forever– es fácil vivir con los ojos cerrados. Lo que sí sé es que la última pe­lícula de David Trueba, la mejor de su filmografía, hay que analizarla un poco de esta forma, con los ojos cerrados, sin demasiado afán por diseccionar las tripas cinematográficas de un material bastante etéreo, vaya a ser que el enfermo se nos que­de en la camilla. En definitiva, haciendo la vista gor­da a los fallos que tiene la película y dejándose lle­var por su buen rollo (expresión que no me pare­ce apropiada para una crítica seria, pero que llevo 20 minutos intentando sustituir por otra y no hay for­ma).

David Trueba ha construido la típica cinta que de­ja al crítico -y mucho más al espectador medio- de­sarmado. Simplemente porque la historia, basada en un hecho real, de un profesor de inglés que, en ple­na dictadura, quiere conocer a John Lennon y, en su viaje a Almería, recoge a dos chavales desnor­ta­dos y los protege y les enseña y les recita versos de Machado, solo puede producir simpatía.

La defensa del débil, de la libertad, de la necesidad de escuchar al otro, el canto al optimismo -y más en un momento como el que nos encontramos- so­lo puede producir adeptos y, si encima -excepto al­gún pequeño brochazo anticlerical y un forzado es­carceo sexual- el largometraje se presenta como un mate­rial absolutamente blanco, ya no hay quien le tosa. Y si le toses, te pueden echar a los leones por insensible e incluso malvado.

Pues, a pesar de todo, y a que fuera una de mis fa­voritas en el pasado Festival de San Sebastián, y a que solo por recuperar a los Beatles y que suenen es­tas semanas yo a Trueba le hacía un monumento, a su película le veo problemas. O, mejor dicho, viéndole logros interesantes (desde el tono hasta la interpretación de Javier Cámara y de casi todos los se­cundarios, desde el mensaje que lanza hasta muchas líneas de diálogo) se me queda corta como película. Echo de menos algo más de garra en alguna de las tramas, me falta historia y me sobra Macha­do, me sonroja un poco el tono didáctico de algunas es­cenas y, aunque no tengo nada en contra de una rea­lización clásica, todo me acaba sonando demasiado a Cuéntame.

Quizás fuera el propósito… o quizás es que mis ex­pectativas eran muy altas… o definitivamente qui­zás, el problema puede ser mío, que nunca me gus­taron las historias del franquismo que siempre me parecen viejunas y naftalinadas. No me gustan… aunque, como en este caso, sean bonitas y aca­ben bien.


Ficha Técnica

  • Fotografía: Daniel Vilar
  • Montaje: Marta Velasco
  • Duración: 108 minutos
  • Distribuidora: Universal
  • Público adecuado: +16 años (X-)
  • Estreno en España: 31.10.2013

España, 2013.