Voces en la noche: De mal en peor

Voces en la noche comienza con la presentación del atormentado protagonista, Gabriel Noone, exitoso locutor de radio gay que acaba de ser abandonado por su pareja, enfermo de sida. Una noche recibe durante su programa la llamada y el escalofriante testimonio de un chico que ha sido víctima de abusos sexuales durante su infancia. El joven, gravemente enfermo, vive con su madre adoptiva. Desde ese momento se establece una relación telefónica entre los tres que se torcerá ante las sospechas del compañero de Gabriel sobre la existencia del chico.

Visto así, podríamos hablar de un thriller con posibilidades, pero Voces en la noche acaba siendo una TV movie de las malas. Empieza con aires de drama repleto de tintes reivindicativos para terminar como una chapucera historia psicopática. Afortunadamente, al llegar a los 80 minutos, a los realizadores se les acabaron las ideas, el presupuesto (4 millones) o los sustos. Y cierran la película de golpe, con un portazo y hasta más ver.

- Anuncio -

El único misterio es qué habra pasado para que Robin Williams (Insomnio) y Toni Collette (Las horas) se hayan embarcado en semejante subproducto. Casi podríamos decir lo mismo de Joe Morton, Rory Culkin, Lisa Emery, Bobby Cannavale o John Cullum.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Lisa Rinzler
  • Montaje: Andy Keir
  • Música: Peter Nashel
  • Duración: 80 min.
  • Público adecuado: +18 años (VXD)
  • Distribuidora: Eurocine
  • EE.UU. (The Night Listener), 2006
  • Estreno: 23.2.2007
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete