Welcome

Poderosa película de Lioret que concilia la ficción con la realidad en una historia conmovedora y com­prometida, que relaciona a un inmigrante kurdo con un entrenador de natación. ****

WELCOME, 2009 País: Francia Dirección: Philippe Lioret Guión: Olivier Adam, Emmanuel Courcol, P. Lioret Fotografía: Laurent Dailland Montaje: Andréa Sedlackova Música: Nicola Piovani Intérpretes: Vincent Lindon, Firat Ayverdi, Audrey Dana, Derya Ayverdi, Thierry Godard 110 m. +16 años Distribuidora: Golem Estreno: 30.4.2010

Nadando espero… (o la inmigración con rostro humano)

- Anuncio -

Calais, Francia. Bilal, joven kurdo de die­cisiete años, quiere llegar a Londres aun­que sea a nado. Welcome, título irónico donde los haya, es a la vez una historia y un documental. Este último habla del drama de la emigración ilegal, la clandes­tinidad y la criminalización de todos aque­llos que llegan sin papeles, sin impor­tar los casos concretos. La historia que en­vuelve este reportaje es la de dos hombres: el joven Bilal, lleno de ilusiones, que se propone realizar su sueño, y Simón, el hom­bre que le va a ayudar. Simón es un pro­fesor de natación en pleno proceso de di­vorcio, que inicialmente se interesa por Bi­lal para impresionar a su mujer, pero po­co a poco se implica en el drama, a pesar de que deberá pagar un precio bastante elevado.

Lioret mezcla con habilidad el documen­tal y las historias particulares, y con ello logra que el mensaje interpele directa­mente al espectador. El mensaje político no es nuevo pero es claro, y gracias a su en­voltorio llega al corazón del público. Lio­ret maneja la cámara y los actores con fa­cilidad, sin alardes y con eficacia. Hay di­versos paralelismos importantes: la histo­ria de amor de Bilal, dispuesto a todo por llegar a su amada, choca con la de Si­món, que lo tiene todo y se está separando de su mujer; el mundo organizado y opu­lento y el mundo clandestino y pobre que lucha por sobrevivir; y sobre todo, el tre­mendo rechazo al inmigrante a todos los niveles, que equivale a un golpe directo al corazón del público. Sin duda el retra­to roza el maniqueísmo, pero el propósi­to es noble, ser claro.

Para lograr este efecto, la historia no se se­para nunca de la aventura humana de los dos actores principales, cómo pasan de un rechazo mutuo inicial, luego llegan a una relación comercial y después a una amis­tad sincera que les hace mejores a los dos. Y para este viaje nadie mejor que el ve­terano intérprete Vincent Lindon, actor sobrio y de pocas palabras, que se luce sin alardes, mostrando una extraordinaria, lenta y sutil progresión a lo largo de la historia. Le acompaña el joven Firat Ay­verdi, todo un descubrimiento. La banda sonora de Nicola Piovani es perfecta pa­ra acompañar este relato.

Fernando Gil-Delgado


Fernando Gil-Delgado
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.