· Western se llevó el premio del jurado en el Festival de Sevilla y cuenta con Maren Ada -direc­to­ra de moda tras el éxito de su excéntrica Toni Erdmann– como coproductora.

Cowboy alemán

La directora alemana Valeska Grisebach creció en Ale­mania Oriental viendo películas del Oeste que le hacían soñar con un país próspero y unido dentro de esa Euro­pa de los 70 descuartizada por los totalitarismos.

Aquellos héroes solitarios y melancólicos del «mito de la frontera» encuentran lugar en su filme en unas coor­denadas bien distintas: un pueblo búlgaro, limítrofe con Gre­cia, donde una cuadrilla de obreros alemanes sien­ta su campamento para levantar una central hidráulica. La arro­gancia y zafiedad de los «invasores» despiertan los re­celos de la población. Solamente Meinhard, un cow­boy alemán, taciturno, de andares arrastrados, logra em­patizar con los lugareños.

En su tercera película, que ganó el premio del jurado en el Festival de Sevilla y cuenta con Maren Ada -direc­to­ra de moda tras el éxito de su excéntrica Toni Erdmann– como coproductora, Grisebach introduce todos los elementos del género: forasteros, indígenas, héroes, mu­jeres seducidas, caballos y hasta el «saloon» donde los obreros se gastan el jornal en alcohol y montan gresca. En el horizonte, las diferencias culturales en la Europa de las dos velocidades.

El tono no es épico como en la mayoría de westerns ho­llywoodenses. Se mueve más bien entre la lírica de su be­lla fotografía y sus metáforas y el documental sobre cos­tumbrismo social. Tampoco hay una narración defini­da que empuje la acción. A esta directora y guionista, que rompe el tópico del ale­mán cuadriculado, le gusta par­tir de un tema sólido que guíe sus investigaciones y sus asociaciones de ideas más que de una historia materializada en un guion que se­guir a pies juntillas.

A partir de esa guía, realiza un trabajo colaborativo y abierto con sus actores, que no suelen ser profesionales, como es el caso del extraordinario actor principal, Mein­hard Neumann, a quien conoció en un mercado de ca­ballos de Brandemburgo.

Estas condiciones dotan a Western de ese aire atempo­ral, poético y desasosegante que decía, pero también de­jan al espectador dando vueltas por el desierto sin sa­ber si va o vuelve sobre sus pasos. Llegado a un punto de la película en que lo poco que sucede ya ha pasado, la indeterminación anula las expectativas y solo queda con­templar a este cowboy alemán que no acaba de encontrar su lugar en el mundo. En todo caso se disfruta del viaje, de la compañía y de la interesante mirada de una directora a un género mayoritariamente masculino.

Ficha Técnica

  • Dirección y Guion: Valeska Grisebach
  • Fotografía: Bernhard Keller
  • Montaje: Bettina Böhler
  • Intérpretes: Meinhard Neumann, Reinhardt Wetrek, Syuleyman Alilov Letifov, Waldemar Zang, Detlef Schaich, Veneta Fragnova, Viara Borisova, Kevin Bashev, Aliosman Deliev, Momchil Sinanov
  • Duración: 100 min.
  • Público adecuado: +16 años (X)
  • Distribuidora: La Aventura
  • Alemania, 2017
  • Estreno: 15.6.2018
Reseña Panorama
s
Cristina Abad
Periodista. Máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual por la Universidad de Sevilla