Wilaya: El color del desierto

Fatimetu ha pasado su infancia con una familia española. A su vuelta a Smara, un campo de refugiados en el desierto saharui, recupera la relación con su hermana Hayat, que lleva varios años impedida. Las dos hermanas tendrán que aprender a convivir y plantearse juntas su futuro.

Pedro Pérez Rosado lleva más una década haciendo cine de corte documental (Las cenizas del volcán, Cuentos de la guerra saharui, Agua con sal) y se nota. Su nueva película mira a los wilaya, pequeños campamentos de refugiados saharuis que desde hace más de 30 años viven en condiciones infrahumanas a expensas que se concrete un referéndum de independencia.

- Anuncio -

La película podía ser un documental protesta contra los países que no terminan de resolver esta situación (Argelia, Marruecos y España). Y en cierta manera lo es, pero de una forma sugerente y sutil: mostrando la capacidad de supervivencia en esas circunstancias a partir de una historia pequeña y emotiva.

Wilaya no es una película fácil. Tiene un ritmo contemplativo que requiere de unas disposiciones previas muy particulares. Si se acepta el reto de ver algo distinto, la cinta tiene mucho color y luz en la fotografía, el vestuario, la interpretación y la magnífica banda sonora de la actriz y compositora Aziza Brahim (ganadora de la Biznaga de Plata en el último Festival de Málaga).

El guión minimalista de Pérez Rosado aprovecha estos elementos para ofrecer un retrato enriquecedor del ser humano y su capacidad arrolladora de generosidad y dignidad inquebrantables ante situaciones muy difíciles. Un trasfondo que se agradece en los tiempos que corren.

Lo mejor: El color y la banda sonora.

Lo peor: Algunas caídas de ritmo.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Óscar Durán
  • Montaje: Ivan Áledo
  • Música: Aziza Brahim
  • Duración: 97 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Wanda
  • España, 2011
  • Estreno: 4.5.2012
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año