X-Men: Días del futuro pasado: Trama de tebeo

X-Men: Días del futuro pasado. Viajes en el tiempo para asegurar el futuro de una saga que ya debería ser pasado 

El título describe bien la película, un galimatías temporal que sirve para desdoblar a los personajes en un salto hacía atrás para cambiar el futuro. Y tal y cual y vamos sumando minutos con un argumento que cabe en una caja de cerillas. Los actores veteranos conviven con los nuevos, más trabajo para todo el mundo y se tiende un puente para iniciar otra trilogía de películas…

Bryan Singer (Superman Returns, X-men, X-men 2) retoma la franquicia y el resultado es apañado. A mí, la película, no les engaño, me resulta una castaña, llena de explicaciones absurdas, con una trama de tebeo agotado que hace triple mortal con doble tirabuzón desplazado a la izquierda con microsaludo de castor porque ya está todo muy visto y revisto.

Pero entiendo que tendrá su público, que pagará muy a gusto la entrada y saldrá satisfecho.

El reparto incluye a estrellas que se toman con profesionalidad el cometido que les asignan. El generoso diseño de producción se emplea para hacer varias películas en una, de forma que los fans (supongo que los habrá) se mostrarán encantados de ver de nuevo a Hugh Jackman y sus cuchillas, Jennifer Lawrence digitalizada y Patrick Stewart con esa mirada tan intensa que sorprende que no se funda el visor de la cámara en los primeros planos.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Newton Thomas Sigel
  • Montaje y música: John Ottman
  • Duración: 131 minutos
  • Distribuidora: Fox
  • Público adecuado: +12 años
  • Estreno en España: 6 Junio 2014

X-Men: Days of future past. USA, 2014. 

Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor