Yo, Frankestein: Después de Mary Shelley…

Yo, Frankestein. Un disparate lleno de acción y, dentro de su olímpica tontería, una cinta entretenida. 

- Anuncio -

Película basada en un comic que cuenta la historia del monstruo de Frankenstein donde la dejó Mary Shelley, camino del polo, perseguido por su creador. Resulta que el monstruo, único en su género, es buscado por unas criaturas malignas para descubrir el secreto de su existencia y utilizarlo para dominar el mundo; a la vez que unas criaturas benignas, que protegen a la humanidad -nada menos que gárgolas animadas-, buscan su colaboración para combatir a esos demonios.

Está claro que no estamos ante lo mejor del séptimo arte, sino ante una de esas películas del género aventuras-fantástico-con un toque pseudomístico que aparecen con regularidad en las pantallas, como aquella horrible Legión, en la que ángeles y demonios se combatían con metralletas, como Van Helsing y  toda la saga Underworld o Hellboy.

Con un reparto digno de mejor causa, cabe decir que la película no engaña a nadie: es un disparate lleno de acción y, dentro de su olímpica tontería, una cinta entretenida.

Siempre quedará el mito de Frankestein, aquella criatura nacida de la imaginación de Mary Shelley, novela que sigue siendo ampliamente leída y ha inspirado multitud de adaptaciones para el cine y el teatro.

>

Ficha Técnica

  • Argumento: basado en la novela gráfica de Kevin Grevioux
  • Fotografía: Ross Emery 
  • Montaje: Marcus D´Arcy
  • Música: Reinhold Heil
  • Distribuidora: Tripictures
  • Duración: 93 minutos 
  • Público adecuado: +12 años (V) 
  • Estreno en España: 19 de junio de 2014

I, Frankenstein. Estados Unidos, 2014.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.