Zombis nazis: De manual

Para que nadie dude de qué va la cinta, ésta comienza con un paisaje helado donde una aterrada mujer huye de unos zombis que visten uniformes alemanes de la Segunda Guerra Mundial. La pobre es atrapada y devorada. La película cambia entonces a un grupo de universitarios que se disponen a pasar unos días de vacaciones -nieve, alcohol y sexo- en una pequeña y aislada cabaña, al norte de Noruega. Nada más llegar, un misterioso anciano les asusta y les cuenta que la región tiene algo siniestro y maligno, porque durante la Segunda Guerra Mundial esos lugares fueron escenario de cosas horribles por culpa de una perversa unidad nazi; desde entonces los lugareños se mantienen alejados.

Zombis nazis es la segunda película del noruego Tommy Wirkola, la primera fue una parodia de Kill Bill -bastante mediocre en mi opinión-, titulada Kill Buljo, que tuvo éxito y le permitió lanzarse a una nueva parodia, ahora con medios. No cabe duda de que está demostrando talento, no sólo para la imitación, sino también para la dirección.

Zombis nazis está concebida y realizada íntegramente a base de clichés, clichés bien hilvanados, pero todos ellos vistos y conocidos; es el valor seguro que el autor explota al máximo: los protagonistas reconocen abiertamente que los están utilizando.

Además de reírse de sí mismos, el grupo de jóvenes que lidera Tommy Wirkola se toma su papel totalmente en serio, de modo que hacen un homenaje y no una farsa, y logran que Zombis nazis sea una película de terror muy divertida. Pero, por supuesto, sólo para aquellos a quienes les gusta el género y sepan que se exponen a un recital de sustos, sangre y visceras, como indica el manual que Wirkola sigue al pie de la letra.

Ficha Técnica

  • País: Noruega (Død snø (Dead Snow), 2009)
  • Matthew Weston
  • Christin Wibe
  • 91 minutos
  • 18 (Extrema violencia; sexo incidental, lenguaje crudo)
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.