Zulo: Poco espacio, poco desarrollo

Miguel (García Arija) es encerrado en un zulo. Y queda todo dicho, no crean. Además pongo el nombre del protagonista, porque tardé una hora en enterarme, lo cual dificulta considerablemente el entendimiento con cualquier clase de argumento, pero quizá más con uno tan breve.

Ópera prima, primer largo de la productora Discóbolo Films, y equipo de “jóvenes profesionales” (aunque sobradamente preparados, habrá que añadir). Una primera vez bastante arriesgada, con un despliegue enorme de imaginación por parte del director que saca un notable partido de un zulo de 2,8 metros de diámetro por 6 de altura.

- Anuncio -

La cinta está repleta de planos interesantes, originales encuadres, un excepcional montaje, y un trabajo de fotografía que sorprende, sobre todo, por lo reducido del espacio. Podría ser una muy buena película si no viniera con problemas de fábrica, y es que tiene de todo excepto de guión. Falta no ya sólo introspección psicológica sino un conocimiento básico del personaje; cómo se llama su mujer, cómo son sus hijos, qué piensa, qué siente, cómo sufre…

Tantos interrogantes sin contestar hacen que al final la historia, a pesar del envoltorio, deje indiferente. Es más, sin esa complicidad, sin ese sentimiento común de angustia, de miedo, de duda, tanta parafernalia acaba resultando pretenciosa. Sensación que se ve incrementada por la música elegida y por tanta pretendida originalidad. No apta para claustrofóbicos.

Ficha Técnica

  • Fotografía: José Luis Bernal
  • Montaje: Xavi Carrasco
  • Música: José Luis Bernal
  • Duración: 83 min.
  • Público adecuado: +18 años (VS)
  • Distribuidora: Notro
  • España, 2005
  • Estreno: 21.7.2006
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete