Desplazados: Migración y empatía

Desde hace unos años, las miniseries se han convertido en la fórmula de éxi­to na­rrativa, buscando atrapar a los más cu­rio­sos, pero sin agotarles. A los apasiona­dos por las historias nos gusta saber qué más podría haber pasado, qué pensaba ese otro personaje, cómo se puede llegar has­ta cierta situación. Cate Blanchett (Dónde estás, Bernadette, La verdad) apro­vecha esa fuerza de las histo­rias en Des­plazados, la miniserie que ha co­produ­cido, para enfrentarnos a una realidad que siempre nos parece ajena: la migración.

Los seis capítulos que conforman Desplazados trazan un mapa de caminos por re­correr o, más bien, de fronteras por cru­zar. Tomando como partida la historia de Sofie, una azafata australiana desaparecida, la serie explora los pasos de cuatro personajes que se encuentran en un cen­tro de detención de inmigrantes de Aus­tralia. El guion va entrelazando las his­torias de cada uno de los protagonistas, permitiéndonos conocer el contexto del que vienen mediante una narración no lineal y una construcción de los personajes más que convincente.

Sin caer en los tópicos de las obras de denuncia social (aunque alguno sí que en­contramos), la serie muestra la humanidad de personas con distintos roles en el centro de detención: desde la empleada del Gobierno que dirige el centro, un padre australiano que trabaja como agen­te de seguridad, un hombre afgano que se lanza al mar con su familia para al­canzar una vida mejor en Australia, has­ta la ya mencionada Sofie, una mujer (ins­pirada en la historia real de Cornelia Rau) que huye de sus circunstancias para ter­minar detenida en el centro. Cuatro his­torias pobladas de personajes secundarios que constantemente tienden hilos en­tre el hogar y la familia. Se agradece es­pecialmente el cuidado con el que se ha construido el personaje de Ameer, el mi­grante afgano. Con una historia llena de dificultades, no se le ha privado de un ca­rácter con relieve y gran profundidad emo­cional, alejándose del simple personaje secundario al que podemos estar acos­tumbrados en este tipo de relatos audiovisuales. De hecho, tanto su personaje como el del agente de seguridad Cam Sandford, terminan quitando el protagonismo a la historia de Sofie.

Desplazados es una serie breve que qui­zás no convenza a quien busque un al­tavoz de denuncia social, ya que no al­za la voz de forma descarnada, ni carga las tintas en exceso contra el gobierno o el sistema. Sin embargo, con sus grandes in­terpretaciones, parece haber optado por configurarse como un delicado susurro de empatía.

Ficha Técnica

  • País: Australia (Stateless), 2020
  • Dirección: Emma Freeman, Jocelyn Moorhouse
  • Fotografía: Bonnie Elliot
  • Montaje: Mark Atkin, Martin Connor
  • Música: Cornel Wilczek
  • Duración: 1 temporada (6 capítulos de 55 minutos)
  • Emisión en España: Netflix
  • Público adecuado: +16 años
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año