El Ministerio del Tiempo: La historia con talento entra

· Javier y Pablo Olivares han creado una maquinaria muy original que funciona a la perfección.

Los hermanos Olivares vuelven a lograr una serie que hace especialmente atractiva la Historia de Espa­ña. El argumento está lleno de ingenio y sorpresas en torno a un hipotético ministerio clandestino que con­trola los viajes en el tiempo en España. Desde los Re­yes Católicos a la llegada de Felipe González, hay unos responsables de un servicio secreto que se trasladan en el tiempo por medio de unas misteriosas puer­tas para lograr que nadie cambie la historia de nues­tro país. Con esta premisa la serie podía naufra­gar por muchos sitios, sin embargo los aciertos de es­ta primera temporada son rotundos.

El primer capítulo de esta serie está dedicado a Pa­blo Olivares, el hermano de Javier, que falleció a los 49 años el pasado 20 de noviembre después de lu­char durante más de 15 contra la enfermedad de la ELA. Pablo pudo trabajar en los últimos meses de su vi­da en el guion de esta serie que no solo se dedi­ca a contar las aventuras de tres personajes viajando por el tiempo. En cada capítulo hay un recorrido dramático en el que se habla de temas tan universales co­mo son la pérdida de un ser querido, la necesidad de recuperar un tiempo desaprovechado… Especialmente las tramas relacionadas con el personaje interpretado por Rodolfo Sancho logran que la serie sea mucho más que un divertimento ingenioso.

Javier y Pablo Olivares han creado una maquinaria muy original que funciona a la perfección. Una vez más estos dos hermanos, que ya mostraron su ta­lento aprovechando la historia de España en Isabel y Víctor Ros, logran una ficción muy bien documentada, tan didáctica como amena, que no recurre a cli­chés y escenas de acción anodinas para mantener la atención del espectador. Y hay que reconocer que la serie trabaja con material explosivo sin llegar a que­marse. La Inquisición de Torquemada, la guerra ci­vil, el encuentro entre Hitler y Franco en Hendaya, el reinado de Isabel II… En manos de otros autores es­taríamos hablando de un reajuste de cuentas con la Historia de España, pero no es el caso.

La selección de intérpretes ha sido perfecta, con dos actores magníficos como Aura Garrido (que ya des­lumbró en la película Stockholm) y Rodolfo Sancho, al que que se le ve cómodo en la piel de un personaje muy irónico y divertido. Además resulta fun­damental la colaboración de secundarios de lujo co­mo Julián Villagrán (una divertida versión del pin­tor Diego Velázquez), el locutor Ramón Langa (la inconfundible voz de Bruce Willis en castellano), Mi­guel Rellán, Eusebio Poncela o Michelle Je­nner.

El cuidado de las localizaciones, el vestuario, los es­tupendos créditos iniciales y la música de Darío Gon­zález Valdarrama hacen brillar con especial intensidad una historia rocambolesca pero inteligible.

Hace unos días escribí que Javier Olivares tenía la misma importancia en nuestra televisión que Aaron Sorkin en la ficción norteamericana. Con sen­tido del humor me respondía él mismo que no te­nía tanto talento, ni mucho menos tanto dinero. No du­do de lo segundo, pero me parece evidente que Isa­bel y El Ministerio del Tiempo han hecho avanzar mu­cho a la televisión española en dos géneros (la cien­cia ficción y la recreación histórica) en los que ha­cía falta cambios importantes.

El capítulo final de temporada ha sido probablemente el mejor junto con el piloto. La historia queda lo suficientemente abierta y cerrada para seguir adelante o cerrar el Ministerio. Está claro que la serie no ha tenido ni de lejos la audiencia que otras ficcio­nes de la cadena como Águila Roja o Cuéntame. Sin em­bargo, con una media de dos millones de especta­do­res y un 10-12% de share, los «ministéricos» han uti­lizado las redes sociales para hacerse oír. Y finalmen­te han logrado su objetivo; habrá segunda tem­porada.

Quizás hay momentos en que la serie se pasa de gra­ciosa o se enreda con tramas secundarias que no lo­gra concluir atinadamente. Quizás por eso y la novedad de la producción, la serie no ha conectado co­mo debiera con el público. Pero estoy convencido que El Ministerio del Tiempo se revisará y tendrá un pres­tigio que no dejará de crecer, algo que sucederá a la inversa con tantas series españolas de usar y tirar.

Ficha Técnica

  • País: España, 2015
  • Dirección: Marc Vigil, Abigail Schaaff, Jorge Dorado
  • Música: Darío González Valderrama
  • Duración: 1 temporada de 8 capítulos de 70 min.
  • Emisión en España: La 1 (Martes a las 22:30 h.)
  • Público adecuado: +16 años (X-)
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año