Gran Hotel: Si las paredes hablasen…

Por cierta coincidencia de argumento y fecha de emi­sión, muchos presentaron Gran Hotel como una ver­sión española de Downton Abbey. En realidad poco tie­nen que ver tanto en la temática como en la calidad técnica (que en el caso de la ficción inglesa es so­bresaliente). Gran Hotel es una serie más centrada en una trama policíaca con los típicos componentes del culebrón: traiciones, desengaños, romances prohi­bi­dos, embarazos imprevistos…

La serie está rodada en el Palacio de la Magdalena de Santander y cuenta la historia de un hotel de lujo a principios del siglo XX. Julio Olmedo (Yon González) llega a este lugar para trabajar como mayordomo y poder investigar la misteriosa desaparición de su her­mana Cristina (Paula Prendes), que llevaba meses sien­do encargada de planta. Julio conocerá a Alicia (Amaia Salamanca), la hija de la perversa propietaria del hotel (Adriana Ozores), que pretende casarla con el futuro gerente D. Diego (Pedro Alonso).

El proyecto de Gran Hotel es muy ambicioso. La se­rie desprende elegancia con una dirección artística y un vestuario cuidadísimos, que obedecen a una re­crea­ción histórica asesorada por el conservador jefe del Museo del Prado, Juan Luna. Un elenco de actores muy consolidados (Concha Velasco, Juan Luis Galiardo, Kiti Manver, Asunción Balaguer o Adriana Ozo­res) se complementan con prometedores actores jó­venes (Amaia Salamanca, Yon González o Eloy Azo­rín).

El creador de la serie es el gallego Carlos Sedes, uno de los nombres más importantes de la televisión ac­tual de nuestro país. Imperium, Gran reserva, Hispa­nia, Guante blanco o Padre Casares son los últimos títulos en los que ha trabajado. En todos ellos ha sabido co­nectar con el público, pero con Gran Hotel ha conseguido una mayor consideración artística logrando el Premio Alma a la mejor serie del año otorgado por el sindicato de guionistas.

Gran Hotel busca entretener y lo consigue en muchos momentos a base de constantes giros, asesinatos y misterios que se esconden detrás de las paredes. Si uno no exige demasiado, el truco es vistoso y, a ratos, in­cluso inteligente. Probablemente estemos ante la se­rie española actual de más calidad junto con Isabel, que emite La 1 de TVE.

Gran Hotel: Bien pero…

Sin embargo, la serie tiene demasiado artificio para ser algo más que un entretenimiento eficaz. Se nota el exceso de enredo, la aceleración de las tramas y el ma­niqueísmo de los personajes. Por poner un ejemplo, es una pena ver a una actriz maravillosa como Adria­na Ozores con un personaje con tan poco matiz. El guión define de manera muy exagerada algunos carac­te­res. Resulta ridículo el personaje del detective Aya­la, una especie de Sherlock demasiado altivo y su­perficialmente retórico, con una dicción muy poco creí­ble. Por otro lado, los múltiples misterios tienden a ser resueltos con demasiada evidencia, haciendo que en algunas ocasiones los personajes resulten incomprensiblemente ingenuos.

La música de Lucía Godoy (Rabia, Blackthorn, Un cuen­to chino) está muy bien compenetrada con la acción, pero termina siendo excesiva. Incluso la fotogra­fía, que debería ser bellísima, acaba resultando sa­turada con un exceso de luz y color que da un tono de casa de muñecas bastante irreal.

Los jóvenes Yon González y Amaia Salamanca son bas­tante competentes y no se limitan a interpretar pa­sivamente la historia de amor de guapo conoce a gua­pa. Pero hay detalles en sus personajes que son po­co verosímiles. El peinado de los dos resulta demasiado anacrónico (especialmente el de Yon González a lo Orlando Bloom), y el aspecto que este mismo per­sonaje tiene, después de un durísimo combate de bo­xeo, resulta involuntariamente cómico.

Al no haber apenas contrastes y matices, la serie aca­ba siendo técnica y argumentalmente bastante limitada. Queda un entretenimiento que aprovecha un lu­gar magnífico y unos actores que salvan algunas deficiencias del guión con indudable talento.

Con más de tres millones de espectadores de media por capítulo, la serie acaba de empezar la segunda tem­porada.

Ficha Técnica

  • País: España, 2011
  • Música: Lucio Godoy
  • Duración: 2 temporadas (9 capítulos la primera, la segunda lleva 5. 60 minutos)
  • Producción: Bambú
  • Emisión en España: Antena 3 (4.10.2011- en emisión)
  • Calificación: +16 años (X-)
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete